Deepika Kurup
1,195,989 views • 7:59

Cada verano, mi familia y yo viajamos por todo el mundo, 5000 km de distancia hacia a la diversidad cultural de India. India es un país famoso por su calor abrasador y su humedad. Para mí, el único alivio de este calor es beber mucha agua. Mientras que en India, mis padres siempre me recuerdan beber solo agua hervida o embotellada, porque a diferencia de en EE.UU. donde puedo abrir un grifo y fácilmente obtener agua limpia y potable, en India, el agua a menudo está contaminada. Así que mis padres tienen que asegurarse que el agua que bebemos es segura.

Sin embargo, pronto me di cuenta de que no todo el mundo tiene la suerte de disfrutar de agua limpia. Afuera de la casa de mis abuelos en las concurridas calles de India, vi a gente en largas filas bajo el sol llenando baldes con agua de un grifo. Incluso vi a niños, que parecían de la misma edad que yo, llenar estas botellas de plástico transparente con agua sucia de las corrientes en el borde de la carretera. Al ver a estos niños obligados a beber agua que incluso estaba demasiado sucia para tocarla cambió mi perspectiva sobre el mundo. Esta injusticia social inaceptable me obligó a querer encontrar una solución al problema del agua limpia de nuestro mundo. Yo quería saber por qué estos niños carecían de agua, una sustancia esencial para la vida. Y aprendí que nos enfrentamos a una crisis mundial del agua.

Esto puede parecer sorprendente, porque el 75 % de nuestro planeta está cubierto de agua, pero solo el 2,5 % es de agua dulce, y menos del 1 % del suministro de agua dulce de la Tierra está disponible para el consumo humano. Con el aumento de la población, el desarrollo industrial y el crecimiento económico, nuestra demanda de agua potable es cada vez mayor, sin embargo, nuestros recursos de agua dulce se están agotando rápidamente. De acuerdo con la Organización Mundial de la Salud, 660 millones de personas en el mundo no tienen acceso a una fuente de agua limpia. La falta de acceso a agua limpia es una causa principal de muerte en niños menores de cinco años en países en vías de desarrollo, y UNICEF estima que 3000 niños mueren cada día por una enfermedad relacionada con el agua.

Así que después de volver a casa un verano en el octavo grado, decidí que quería combinar mi pasión para resolver la crisis mundial del agua con mi interés por la ciencia. Así que decidí que lo mejor que podría hacer, sería convertir mi garaje en un laboratorio.

(Risas)

En realidad, al principio me convertí mi cocina en un laboratorio, pero mis padres no lo aprobaban y realmente me echaron.

También leí muchos artículos en revistas de investigación relacionadas con el agua, y aprendí que en la actualidad en los países en desarrollo, algo que se llama desinfección solar, o SODIS, se usa para purificar el agua. En SODIS, botellas transparentes de plástico se llenan con agua contaminada y luego se exponen a la luz solar durante seis a ocho horas. La radiación ultravioleta del sol destruye el ADN de estos patógenos dañinos y descontamina el agua. SODIS es muy fácil de usar con una alta eficiencia energética, ya que solo se usa la energía solar, pero es muy lento, ya que puede llevar hasta dos días si está nublado. Para hacer más rápido el proceso SODIS, nuevo método llamado fotocatálisis se ha usado recientemente.

¿Qué es exactamente la fotocatálisis? Vamos por partes: "Foto" significa desde el sol, y un catalizador es algo que acelera una reacción. Entonces lo que hace la fotocatálisis es solo acelerar este proceso de desinfección solar. Cuando la luz solar llega y da a un fotocatalizador, como TiO2, o dióxido de titanio, se genera realmente estas especies reactivas del oxígeno, como superóxido, peróxido de hidrógeno y radicales hidroxilo. Estas especies reactivas de oxígeno son capaces de eliminar las bacterias y sustancias orgánicas y una porción entera de los contaminantes del agua potable.

Pero, por desgracia, existen desventajas en la forma en que el fotocatalítico SODIS se aplica actualmente. Toma las botellas de plástico transparente y recubre el interior con este recubrimiento fotocatalítico. Pero los fotocatalizadores, como el dióxido de titanio, en realidad, son de uso común en los protectores solares para bloquear la radiación UV. Así que cuando están recubiertas en el interior de estas botellas, en realidad están bloqueando parte de la radiación UV y disminuyendo la eficiencia del proceso. Además, estos recubrimientos fotocatalíticos no están estrechamente unidos a la botella de plástico, lo que significa que se lavan fuera y la gente termina bebiendo el catalizador. Mientras que el TiO2 es seguro e inerte, es muy ineficiente, si sigue bebiendo el catalizador, porque entonces uno tiene que seguir reponerlo, incluso después de varios usos.

Así que mi objetivo era superar las desventajas de estos métodos de tratamiento actuales y crear un ambiente seguro, sostenible, rentable y un método ecológico para purificar el agua. Lo que comenzó como un proyecto de feria de ciencias de octavo grado ahora es mi compuesto fotocatalítico para la purificación del agua. El material compuesto de dióxido de titanio se combina con cemento. El material compuesto de cemento, al poderse crear en varias formas diferentes, ofrece una gama extremadamente versátil de métodos de implementación. Por ejemplo, se podría crear una varilla colocable fácilmente en el interior de las botellas de agua para uso individual o se puede crear un filtro poroso que pueda filtrar el agua para las familias. Incluso se puede recubrir el interior de un tanque de agua existente para purificar grandes cantidades de agua para las comunidades durante un período de tiempo más largo.

Ahora, en el transcurso de esto, mi viaje en realidad no ha sido fácil. Ya saben, yo no tenía acceso a un laboratorio sofisticado. Tenía 14 años cuando empecé, pero no dejé que mi edad me disuadiese en mi interés por continuar con la investigación científica y el deseo de resolver la crisis mundial del agua.

El agua no es solo el solvente universal. El agua es un derecho humano universal. Y por eso, seguiré trabajando en este proyecto de feria de ciencia iniciado en 2012 para llevarlo del laboratorio al mundo real. Y este verano, fundé Catalizador para el Agua Mundial, una empresa social dirigida a catalizar soluciones a la crisis mundial del agua.

(Aplausos)

Por sí solo, una sola gota de agua no puede hacer mucho, pero cuando muchas gotas se juntan, pueden mantener la vida en nuestro planeta. Así como las gotas de agua se unen para formar los océanos, creo que todos debemos unirnos a la hora de abordar este problema global.

Gracias.

(Aplausos)

Gracias.

(Aplausos)