Wanda Diaz Merced
843,811 views • 11:15

Había una vez una estrella. Como todo lo demás, nació, creció hasta llegar a 30 veces la masa del sol y vivió durante mucho, mucho tiempo. Exactamente cuánto tiempo, no se puede decir de verdad. Al igual que todo en la vida, llegó el final de sus días como estrella cuando su corazón, el centro de su vida, agotó su combustible. Pero eso no era el final.

Se transforma en una supernova y, en el proceso, al liberar una gran cantidad de energía, eclipsó el resto de la galaxia y emitió, en un segundo, la misma cantidad de energía que nuestro sol da en 10 días. Y ella desarrolló otro papel en nuestra galaxia.

Las explosiones de supernovas son muy extremas. Pero las que emiten rayos gamma son aún más extremas. En el proceso de convertirse en una supernova, el interior de la estrella se colapsa bajo su propio peso y comienza a girar cada vez más rápido, al igual que un patinador sobre hielo al poner sus brazos cerca de su cuerpo. De esa manera, empieza a girar muy rápido y aumenta con gran fuerza su campo magnético. La materia alrededor de la estrella es arrastrada, y algo de energía de la rotación se transfiere a dicha materia y el campo magnético se incrementa aún más. Así, nuestra estrella tuvo energía extra para eclipsar el resto de la galaxia en una emisión de rayos gamma y luminosidad.

Mi estrella, la de mi historia, se convirtió en lo que se conoce como un magnetar. Y solo para su información, el campo magnético de un magnetar es de 1000 billones de veces el campo magnético de la Tierra. Los eventos más energéticos medidos por astrónomos se denominan brotes de rayos gamma porque los observamos como ráfagas o explosiones, con mayor fuerza medidas como la luz de rayos gamma. Nuestra estrella, como la de mi historia que se convirtió en un magnetar, se detecta como un brote de rayos gamma durante la parte más fuerte de la explosión. A pesar de que las explosiones de rayos gamma son los eventos más fuertes medidos por los astrónomos, no es posible verlas con nuestros ojos desnudos. Dependemos de otros métodos para estudiar esta luz de rayos gamma. No podemos verlas a simple vista. Solo podemos ver una pequeñita porción del espectro electromagnético que llamamos luz visible. Y más allá de eso, dependemos de otros métodos.

Sin embargo, los astrónomos, estudiamos una gama más amplia de la luz y dependemos de otros métodos para hacerlo. En la pantalla, que puede tener este aspecto, ser una gráfica. Es una curva de luz. Es una gráfica de intensidad de la luz a través del tiempo. Es una curva de luz de rayos gamma. Los astrónomos con deficiencias visuales dependen de este tipo de gráficas para interpretar cómo esta intensidad de luz cambia con el tiempo. A la izquierda, ven la intensidad de la luz sin una ráfaga, y a la derecha, la intensidad de la luz con la ráfaga.

Al principio de mi carrera, también podía ver este tipo de trama. Pero entonces, perdí la vista. He perdido completamente la vista por de una enfermedad prolongada, y así he perdido la oportunidad de ver esta gráfica y la oportunidad de hacer mi física. Fue una transición muy fuerte para mí en muchos sentidos. Y profesionalmente, me dejó sin forma de hacer mi ciencia. Tenía ganas de acceder y examinar este punto de vista energético y averiguar la causa astrofísica. Quería experimentar la maravilla del espacio, la emoción, la alegría producida por la detección de un evento celestial titánico.

Pensé largo y tendido sobre ello, cuando de repente me di cuenta de que todo es una curva de luz, es una tabla de números convertidos en una gráfica. Así que junto con mis colaboradores, trabajamos arduamente y tradujimos los números en sonido. Así he logrado el acceso a los datos, y hoy puedo hacer física al nivel de los mejores astrónomos usando el sonido. Y lo que la gente podido hacer, en gran medida visualmente, durante cientos de años, ahora lo hago usando el sonido.

(Aplausos) Al escuchar esta explosión de rayos gamma que ven... (Aplausos continúan)

Gracias.

Al escuchar esta explosión que ven en la pantalla llega al oído algo más allá de la ráfaga obvia. Ahora pondré la ráfaga para Uds. No es música, es sonido.

(Pitido digital)

Se trata de datos científicos convertidos en sonido, y mapeados en tonos. El proceso se llama tratamiento con ultrasonidos.

Así que escuchar esto, me llevó algo al oído además de la ráfaga obvia. Cuando examino las regiones muy fuertes de baja frecuencia, o líneas graves... estoy aumentando la línea de graves. Percibimos resonancias características de los gases cargados eléctricamente como el viento solar. Y quiero que escuchen lo que oí. Escucharán un descenso muy rápido en el volumen. Y dado que Uds. son videntes, les proporciono una línea roja que indica qué intensidad de luz se convierte en sonido.

(Zumbido y silbido digitales)

El silbido es de ranas domésticas, no prestan atención a eso.

(Risas)

(Zumbido y silbido digitales)

Creo que lo escucharon, ¿verdad?

Encontramos que las ráfagas perduran el tiempo suficiente para apoyar las resonancias de ondas, que son causadas por el intercambio de energía entre partículas. Eso puede haber sido agitado, lo que dependerá del volumen. Quizá recuerden que dije que la estrella arrastra la materia de su alrededor. Eso transmite potencia con unas frecuencia y distribución de campo determinadas por las dimensiones. Quizá recuerden que hablábamos de una estrella supermasiva que se convirtió en un magnetar, un fuerte campo magnético. Si este es el caso, entonces las salidas de la estrella en explosión pueden estar asociadas a esta explosión de rayos gamma.

¿Qué significa eso? Que la formación estelar puede ser una parte muy importante de estas explosiones de supernovas. Escuchar esta explosión de rayos gamma nos llevó a pensar que el uso del sonido como pantalla visual adjunta puede apoyar a los astrónomos videntes en la búsqueda de más información en los datos. Al mismo tiempo, trabajé en el análisis de las mediciones de otros telescopios, y mis experimentos demostraron que cuando se usa el sonido como una pantalla visual adjunta, los astrónomos pueden encontrar más información en este conjunto de datos ahora más accesible. Esta capacidad de transformar los datos en sonido le da a la astronomía un enorme poder de transformación. Y el hecho de que un campo que es tan visual se puede mejorar para incluir a todos los interesados ​​en la comprensión de lo que está en el cielo es de un espíritu elevador.

Cuando perdí la vista, me di cuenta de que yo no tenía acceso a la misma cantidad y calidad de la información que un astrónomo vidente. No fue hasta que innovamos con el proceso de tratamiento con ultrasonidos que recuperé la esperanza de continuar siendo un miembro productivo del campo en el que había trabajado tan arduamente por formar parte.

Sin embargo, el acceso a información no es la única área en la astronomía donde esto es importante. La situación es sistémica y los campos científicos no están a la altura. El cuerpo es algo cambiante, cualquier persona puede desarrollar una discapacidad en cualquier momento. Pensemos, por ejemplo, en los científicos que ya están en la cima de sus carreras. ¿Qué pasa con ellos en caso de desarrollar una discapacidad? ¿Se sienten excomulgados como me sentí yo? El acceso a la información nos da el poder para prosperar. Nos da igualdad de oportunidades para mostrar nuestros talentos y elegir lo que queremos hacer con nuestras vidas, con base en el interés y no en base a las barreras potenciales. Cuando damos a la gente la oportunidad de tener éxito sin límites, surgirá la realización personal y la vida próspera. Y creo que el uso del sonido en la astronomía ayuda a conseguir eso y a contribuir a la ciencia.

Mientras que otros países me dijeron que el estudio de técnicas de percepción para estudiar los datos astronómicos no es relevante para la astronomía por no haber astrónomos ciegos en el campo, Sudáfrica dijo: "Queremos que las personas con discapacidad contribuyan a la disciplina". En este momento trabajo en el Observatorio Astronómico de Sudáfrica, en la Oficina de Astronomía para el Desarrollo. Allí, trabajamos en técnicas y métodos de análisis de sonificación para impactar en los alumnos de la Escuela Athlone para Ciegos. Estos estudiantes aprenderán radioastronomía, y métodos de sonificación para estudiar eventos astronómicos como las enormes eyecciones de energía del sol, conocidas como eyecciones de masa coronal. Lo que aprendemos con estos estudiantes, — ellos tienen discapacidades múltiples y estrategias de respuesta que se adaptarán — lo que aprendemos con ellos, tendrá un impacto directo en la forma de hacer las cosas en el nivel profesional. Humildemente llamo a esto desarrollo. Y esto está sucediendo en este momento.

Creo que la ciencia es para todos. Pertenece a la gente, y debe estar disponible para todo el mundo, porque todos somos exploradores naturales. Creo que si limitamos a las personas con discapacidad a participar en la ciencia, separaremos nuestros vínculos con la historia y con la sociedad. Sueño con un campo de juego a nivel científico, donde las personas fomenten el respeto y se respeten entre sí, donde las personas intercambien estrategias y descubran juntas. Si a las personas con discapacidad se les permite acceder al campo científico, sucederá una enorme y titánica explosión de conocimientos. Estoy segura.

(Pitido digital)

Esa es la explosión titánica.

Gracias.

Gracias.

(Aplausos)