Carole Cadwalladr
3,924,306 views • 15:15

Un día después del voto del Brexit, en junio de 2016, cuando Gran Bretaña despertó del shock de descubrir que abandonábamos la Unión Europea, mi editor en el periódico "Observer" en Gran Bretaña, me pidió volver al sur de Gales, donde crecí, para escribir un artículo. Y así fui a una ciudad llamada Ebbw Vale.

Aquí está. Está en los valles del sur de Gales, que es un lugar muy especial. Esta ciudad tiene esta cultura muy rica de clase trabajadora, y es famosa por sus coros de voces masculinas galesas, el rugby y su carbón. Pero cuando era adolescente, las minas de carbón y acerías cerraron, y todo el área fue devastada. Y fui allí porque tenía uno de los votos más altos de "Irse" en el país. El 62 % de las personas aquí votaron por abandonar la Unión Europea. Y quise saber por qué.

Cuando llegué allí, me sorprendí un poco, porque la última vez que fui a Ebbw Vale, lucía como esto. Y ahora, luce así. Este es una nueva universidad de unos 38 millones de euros que fue financiada principalmente por la Unión Europea. Y este es el nuevo centro deportivo que está en medio de un proyecto de regeneración de 400 millones de euros que está siendo financiado por la Unión Europea. Y este es el nuevo plan de mejora de carreteras de 87 millones de euros, y una nueva línea de tren, estación de ferrocarril, y todos ellos financiados por la UE. Y no es que esto fuera un secreto, porque hay grandes avisos como este (Risas) por todos lados.

[Fondos Europeos: Invirtiendo en Gales]

Tenía este tipo de sentimiento de irrealidad, caminando por la ciudad. Y llegó a un punto crítico cuando conocía a este joven frente al centro deportivo. Y me dijo que había votado para salir, porque la Unión Europea no había hecho nada por él. Estaba harto de esto. Y en toda la ciudad, la gente me decía lo mismo. Dijeron que querían recuperar el control, que era uno de los lemas en la campaña. Y me dijeron que estaban hartos con los inmigrantes y con los refugiados. Tenían ya suficiente.

Lo que era extraño. Porque dando una vuelta, no conocí a ningún inmigrante o refugiado. Conocí a una polaca que me dijo que prácticamente era la única extranjera en la ciudad. Y cuando comprobé las cifras, descubrí que Ebbw Vale en realidad tiene una de las tasas más bajas de inmigración en el país. Y estaba un poco desconcertada, no podía entender, de dónde sacaba la gente esta información. Eran los periódicos sensacionalistas de derechas que publicaban todas esas historias sobre inmigración. Y este es un bastión laborista de la izquierda.

Pero después de que salió el artículo, esta mujer me contactó. Y era de Ebbw Vale, y me contó todo lo que había visto en Facebook. "¿Qué cosas?" Y me dijo que era todas estas cosas aterradoras sobre inmigración y, en especial, sobre Turquía. Así que traté de encontrarlo. Pero no había nada allí. Porque no hay un archivo de los anuncios que la gente ha visto o que se hayan incluido en sus feeds de noticias. Sin rastro de nada, totalmente a ciegas. Y este referéndum tendrá un profundo efecto para siempre en Gran Bretaña... ya ha tenido un profundo efecto: Los fabricantes de autos japoneses que llegaron a Gales y el noroeste para reemplazar la minería ya se están yendo debido al Brexit.

Y todo este referéndum tuvo lugar en la sombra, porque tuvo lugar en Facebook. Y lo que pasa en Facebook se queda en Facebook, porque solo Ud. ve las noticias de su feed y luego desaparecen, por lo que es imposible investigar nada. Así que no tenemos ni idea de quién vio esos anuncios o qué impacto tuvieron, o qué datos se usaron para dirigirse a esas personas. O quién colocó los anuncios, o cuánto dinero fue gastado, o incluso de qué nacionalidad eran.

Pero Facebook sí. Facebook tiene las respuestas, y se ha negado a dárnoslas. Nuestro parlamento ha pedido muchas veces a Mark Zuckerberg venir a Gran Bretaña para darnos esas respuestas. Y cada vez, él se niega. Y tienen que preguntarse por qué. Porque yo y otros periodistas hemos descubierto que se cometieron múltiples delitos durante el referéndum. Y tuvieron lugar en Facebook.

Y es así, porque en Gran Bretaña limitamos la cantidad de dinero que se puede gastar en una elección. Y es así, porque en el siglo XIX la gente iba literalmente con carretillas de dinero en efectivo comprando votantes. Aprobamos leyes estrictas para evitar que esto sucediera. Pero esas leyes ya no funcionan. Este referéndum tuvo lugar casi completamente en línea. Y uno puede gastar cualquier cantidad de dinero en Facebook, Google o Youtube ads y nadie lo sabrá, porque son cajas negras. Y esto es lo que ocurrió.

En realidad, no tenemos ni idea de la magnitud de esto. Pero sabemos que en los últimos días antes de la votación la campaña oficial "Vote Leave" lavó casi 88 millones de euros a través de otra entidad de campaña que nuestra comisión electoral ha dictaminado ser ilegal, y lo ha remitido a la policía.

Y con este dinero ilegal, "Vote Leave" desencadenó una oleada de desinformación. Anuncios como este.

[Los 76 millones de personas en Turquía se unen a la UE]

Esto es mentira, una total mentira Turquía no se adhiere a la Unión Europea. Ni siquiera hay discusiones para que se unan a la Unión Europea. Y la mayoría de nosotros, nunca vimos estos anuncios porque no éramos un objetivo para ellos. "Vote Leave" identificó una pequeña franja de personas que identificó como persuasibles, y los vieron. Y la única razón por la que vemos eso ahora es porque el parlamento obligó a Facebook a entregarlos.

Y quizás Ud. piense: "Bueno, fue solo un poco de gasto excesivo Son algunas mentiras". Pero fue el mayor fraude electoral en Gran Bretaña en 100 años. En una votación única en la vida que depende solo del 1 % del electorado. Solo fue uno de los delitos que tuvieron lugar en el referéndum.

Hubo otro grupo, que fue dirigido por este hombre, Nigel Farage, a la derecha de Trump. Y su grupo, "Leave.EU"... también quebrantó la ley. Se quebrantaron las leyes electorales y de datos británicas, y también se ha remitido a la policía. Y este hombre, Arron Banks, financió esta campaña. Y en un caso completamente separado, ha sido remitido a nuestra National Crime Agency, nuestro equivalente al FBI, porque nuestra comisión electoral ha concluido que no saben de dónde viene este dinero. O incluso si era británico. Y ni siquiera entró en las mentiras que Arron Banks ha contado sobre su relación encubierta con el gobierno ruso. O el extraño momento de las reuniones de Nigel Farage con Julian Assange y con el amigo de Trump, Roger Stone, ahora procesado, inmediatamente después de dos volcados masivos de WikiLeaks, de los cuales se benefició Donald Trump. Pero les diré que el Brexit y Trump estaban íntimamente ligados. Este hombre dijo que el Brexit era la placa de petri para Trump. Y sabemos que es la misma gente, compañías, misma información, mismas técnicas, y mismo uso del odio y del miedo.

Esto es lo que están publicando en Facebook. Y ni siquiera quiero denominar a esto mentira,

porque me parece más un crimen de odio.

[Inmigración sin asimilación equivale a invasión]

No tengo que decirles que el odio y el miedo se están diseminando en línea por todo el mundo. No solo en Gran Bretaña y EE.UU, sino en Francia y en Hungría y Brasil y Nyanmar y Nueva Zelanda. Y sabemos que existe esta corriente global y oscura que nos conecta a todos. Y está fluyendo a través de las plataformas tecnológicas. Pero solo vemos una parte pequeña de lo que pasa en la superficie.

Y me enteré de algo sobre estw oscuro punto débil porque empecé a investigar la relación de Trump con Farage, en una compañía llamada Cambrigde Analytica. Y pasé meses siguiendo el rastro de un exempleado, Christopher Wiley. Y me contó cómo esta compañía que trabajó para Trump y para el Brexit había perfilado políticamente a personas para comprender sus temores individuales, para dirigirse a ellos mejor con anuncios de Facebook. Y lo hizo recogiendo ilícitamente los perfiles de 87 millones de personas de Facebook. Me tomó un año entero de trabajo tener a Christopher encubierto. Y tuve que pasar de ser artículista a periodista de investigación para lograrlo. Y fue muy audaz porque la compañía es propiedad de Robert Mercer, el multimillonario que financió a Trump, quien amenazó con demandarnos varias veces para evitar la publicación.

Pero finalmente llegamos ahí, y entando a un día de la publicación, recibimos otra amenaza legal. Esta vez no de Cambridge Analytica, sino de Facebook. Nos dijeron que si publicábamos nos demandarían. Lo hicmos de todos modos

(Aplausos)

Facebook, tú estabas en el lado incorrecto de esta historia. Y estás en el lado incorrecto de esta historia negándote a darnos las respuestas que necesitamos. Y por eso estoy aquí. Para dirigirme a Uds. directamente, los dioses de Silicon Valley.

(Aplausos)

Mark Zuckerberg ...

(Aplausos)

y Sheryl Sandberg y Larry Page y Sergey Brin y Jack Dorsey, y sus empleados, y sus inversores también. Porque hace 100 años, en las minas de carbón del Sur de Gales era el gas. Silencioso, mortal e invisible. Es por eso que enviaban canarios primero para comprobar el aire. Y en este experimento masivo, global y en línea que todos estamos viviendo en Gran Bretaña somos los canarios. Somos lo que sucede a una democracia occidental cuando 100 años de leyes electorales son interrumpidas por la tecnología.

Nuestra democracia está rota, nuestras leyes ya no funcionan, y no soy yo sol quien lo dice, es nuestro parlamento que publicó un informe diciendo esto. Esa tecnología inventada era increíble, pero ahora, es la escena de un crimen. Y Uds. tienen la evidencia. Y no es suficiente decir que se hará mejor en el futuro. Porque para tener la esperanza de evitar que esto vuelva a pasar de nuevo tenemos que saber la verdad.

Y tal vez piensen: "Bueno, solo son un par de anuncios. La gente es más lista que eso, ¿no?" A lo cual diría: "Buena suerte con eso" Porque lo que el voto del Brexit demuestra es que la democracia liberal está rota. Y Uds. la destrozaron. Esto no es democracia extendiendo mentiras en la sombra, pagando con dinero ilegal desde Dios sabe dónde. Es subversión, y Uds. son accesorios para esto.

(Aplausos)

Nuestro parlamento ha sido el primero en el mundo en tratar de pedirle cuentas y ha fallado. Uno está literalmente fuera del alcance pero no solo de la ley británica,. 9 parlamentos, 9 países están representados aquí, a quien Mark Zuckerberg se negó a ir y aportar pruebas.

Y lo que parece no entenderse es que esto es más grande que Uds. Y es más grande que cualquiera de nosotros. No es sobre izquierda o derecha o "Irse" o "Permanecer" o Trump o no. Se trata de si es realmente posible tener elecciones libres y justas de nuevo. Porque tal como está, no creo que lo sea.

Y mi pregunta que les hago a Uds.: ¿es esto lo que quieren? ¿Es como desean que la historia los recuerde, como los siervos del autoritarismo que están aumentando en todo el mundo? Porque se proponen conectar con la gente y se niegan a reconocer que la misma tecnología nos está separando.

Y mi pregunta a todos los demás es: ¿es esto lo que queremos para que se salgan con la suya, que nos sentemos y juguemos con nuestros teléfonos mientras cae esta oscuridad?

La historia del sur de Gales es la lucha por los derechos. Y esto no es un simulacro, es un punto de inflexión. La democracia no está garantizada y no es inevitable, y tenemos que luchar y tenemos que ganar y no podemos permitir que estas empresas tengan este poder sin control. Depende de nosotros: de Ud., de mí y de todos nosotros. Nosotros somos los que tenemos que recuperar el control.

(Aplausos) Gracias.

(Vítores)

(Aplausos)