Julian Treasure
7,819,614 views • 7:50

Estamos perdiendo nuestra capacidad para escuchar. En una comunicación, pasamos el 60% del tiempo escuchando, pero no somos muy buenos en eso. Solo retenemos el 25% de lo que escuchamos. No Uds, no en esta charla, pero en general es algo cierto. Definimos la escucha como el proceso de extraer significado de un sonido. Es un proceso mental y es un proceso de extracción.

Para ello se usan técnicas muy interesantes. Una de ellas es el reconocimiento de patrones. (Ruido de Multitud) Así, en una fiesta como esta, si digo "David, Sara, presten atención", algunos se ponen en guardia. Reconocemos patrones que distinguen el ruido de la señal, y en especial nuestros nombres. La diferenciación es otra técnica que usamos. Si dejo este ruido fluctuante por más de un par de minutos, literalmente lo dejan de escuchar. Escuchamos las diferencias, ignoramos los sonidos que se mantienen constantes.

Y, luego, tenemos todo un conjunto de filtros. Estos filtros nos llevan desde todos los sonidos hasta lo que prestamos atención. Muchas personas usan estos filtros de manera inconsciente. Pero en cierto modo le dan forma a nuestra realidad porque nos dicen a qué estamos prestando atención en este momento. Les doy un ejemplo: la intención es una parte importante de la escucha. Cuando me casé con mi esposa le prometí que la escucharía cada día como si fuese la primera vez. Bien, a diario no mantengo esa promesa. (Risas) Pero es una gran intención.

Pero eso no es todo. El sonido nos ubica en el espacio y en el tiempo. Si cierran los ojos, ahora, en esta sala, son conscientes del tamaño de la sala por la resonancia y los sonidos que se reflejan en la superficie. Y son conscientes de la cantidad de personas que los rodean por los micro-ruidos que están recibiendo. Y el sonido también nos ubica en el tiempo, porque en el sonido siempre hay tiempo. De hecho, yo diría que la escucha es la principal forma por la que experimentamos el flujo del tiempo desde el pasado hacia el futuro. "El sonido es el momento y el significado"; una gran cita.

En el comienzo dije que estamos perdiendo nuestra capacidad de escucha. ¿Por qué dije eso? Hay muchas razones. En primer lugar, inventamos formas de grabar... primero, la escritura, luego la grabación de audio y ahora la grabación de video. La ventaja de escuchar con atención simplemente ha desaparecido. Segundo, el mundo de ahora es tan ruidoso, (Ruido) y tenemos esta cacofonía visual y acústica, es muy difícil escuchar; escuchar es agotador. Muchas personas se refugian en sus auriculares, pero esto crece, y los espacios públicos como este, se tornan paisajes sonoros compartidos, millones de burbujas sonoras personales pequeñas y diminutas. En este escenario, nadie escucha a nadie.

Nos volvemos impacientes. Ya no queremos oratoria, queremos fragmentos. Y el arte de la conversación está siendo reemplazado, peligrosamente creo, por la transmisión personal. No sé cuanta escucha hay en esta conversación, que lamentablemente es muy común, especialmente en el R.U. Nos estamos volviendo insensibles. Los medios nos tienen que gritar con ese tipo de titulares a fin de captar nuestra atención. Y eso significa que nos es más difícil prestar atención a lo que no se dice, a lo sutil, a lo que no se destaca.

Es un problema serio que estemos perdiendo nuestra capacidad de escucha. No es una cosa trivial. Porque al escuchar accedemos al entendimiento. La escucha consciente siempre crea entendimiento. Y solo sin la escucha consciente pueden suceder estas cosas... un mundo donde no nos escuchamos unos a otros es, de hecho, un lugar tenebroso. Así que me gustaría compartir 5 ejercicios simples, herramientas que se pueden llevar para mejorar sus habilidades de escucha consciente. ¿Les gustaría?

(Audiencia: Si) Bueno.

Lo primero es el silencio. Solo 3 minutos de silencio al día es un ejercicio maravilloso para recalibrar los oídos y volver a escuchar la tranquilidad. Si no pueden lograr silencio absoluto, busquen la tranquilidad, eso está absolutamente bien.

Segundo, a esto le llamo mezcla. (Ruido) Aún cuando estén en un ambiente ruidoso como éste, todos pasamos mucho tiempo en lugares como éste, escuchar en una cafetería ¿cuántos canales de sonido pueden escuchar? ¿Cuántos canales individuales estoy escuchando de esa mezcla? También lo pueden hacer en un lugar agradable, como ser un lago. ¿Cuántos pajaritos estoy escuchando? ¿Dónde están? ¿Dónde están esos murmullos? Es un gran ejercicio para mejorar la calidad de nuestra escucha.

Tercero, a este ejercicio lo llamo saborear y es un ejercicio hermoso. Se trata de disfrutar de los sonidos mundanos. Por ejemplo, esta es mi secadora. (Secadora) Es un vals. Un-dos-tres. Un-dos-tres. Un-dos-tres. Me encanta. O prueben uno de estos. (Molinillo de café) ¡Guau! Si prestan atención, sonidos tan mundanos pueden ser realmente interesantes. Lo llamo el coro oculto. Está alrededor nuestro todo el tiempo.

El siguiente ejercicio es probablemente el más importante de todos, si hay que elegir uno solo. Son las posiciones de escucha; la idea de poder cambiar la posición de escucha hacia donde mejor se escuche. Es jugar con esos filtros. Recuerdan los filtros que les di al comienzo. Es comenzar a usarlos como palancas para tomar consciencia de ellos y moverse a diferentes lugares. Estas son sólo algunas de las posiciones de escucha, o escalas de posiciones de escucha, que pueden usar. Hay muchas. Diviértanse. Es muy emocionante.

Y, por último, un acrónimo. Lo pueden usar para escuchar, para comunicar. Si están en algunos de esos roles, y es probable que sean todos los que escuchan esta charla, el acrónimo es RASA, que es una palabra sánscrita para jugo o esencia. Y RASA quiere decir Recibir, que significa prestar atención a la persona; Apreciar, haciendo poco ruido como mmm, oh, ok; Sintetizar, la palabra "entonces" es muy importante en la comunicación; y Preguntar (Ask), hacer preguntas al finalizar.

El sonido es mi pasión, es mi vida. Escribí todo un libro sobre esto. Vivo para escuchar. Eso es demasiado pedir a gran parte de la gente. Pero creo que cada ser humano necesita escuchar conscientemente para vivir plenamente... conectados en el espacio y el tiempo del mundo físico que nos rodea, para entendernos unos a otros, conectados espiritualmente, porque cada camino espiritual que conozco se basa en la escucha y la contemplación.

Es por eso que necesitamos enseñar a escuchar en nuestras escuelas como una habilidad. ¿Por qué no se enseña? Es una locura. Y si podemos enseñar a escuchar en nuestras escuelas, podemos sacar a la escucha de ese terreno resbaladizo, de ese mundo peligroso y tenebroso del que les hablé, y movernos hacia un lugar donde todos estén todo el tiempo escuchando conscientemente; o que al menos sean capaces de hacerlo.

No saben cómo hacerlo, pero esto es TED, y creo que la comunidad de TED es capaz de cualquier cosa. Así que los invito a conectarse conmigo, a conectarse unos con otros, lleven esta misión y logremos que se enseñe a escuchar en las escuelas, y en una generación transformemos al mundo en un mundo de escucha consciente, un mundo de conexión, un mundo de entendimiento y un mundo de paz.

Gracias por haberme escuchado hoy.

(Aplausos)