Thomas Piketty
1,532,250 views • 21:00

Es muy agradable estar aquí esta noche. He estado trabajando en la historia de la distribución del ingreso y la riqueza en los últimos 15 años, y una de las lecciones interesantes que proviene de esta evidencia histórica es de hecho que, en el largo plazo, hay una tendencia a que la tasa de interés del capital supere la tasa de crecimiento de la economía, y esto tiende a una alta concentración de la riqueza. No a una concentración infinita, pero cuanto mayor sea la diferencia entre r y g, mayor el nivel de desigualdad de la riqueza hacia el que tiende a converger la sociedad. Así que esta es una fuerza clave de la que voy a hablar hoy, pero permítanme decir de inmediato que esta no es la única fuerza importante en la dinámica de la distribución de ingreso y riqueza, y que hay muchas otras fuerzas que juegan un papel importante en la dinámica de largo plazo de la distribución del ingreso y la riqueza. También hay una gran cantidad de datos que aún se necesita recoger. Sabemos un poco más hoy de lo que sabíamos antes, pero aún sabemos muy poco, y ciertamente hay muchos procesos diferentes — económicos, sociales, políticos — que necesitan estudiarse más. Y así, me voy a centrar hoy en esta simple fuerza, pero no quiere decir que las otras fuerzas importantes no existan. La mayoría de los datos que voy a presentar provienen de esta base de datos, disponible en línea: la World Top Incomes Database. Esta es la mayor base de datos históricos existente sobre desigualdad y esto viene del esfuerzo de más de 30 académicos de varias decenas de países. Así que mostraré un par de hechos procedentes de esta base de datos, y luego volveremos a r mayor que g. El hecho número uno es que ha habido una gran cambio en el orden de la desigualdad de ingresos entre los EE.UU. y Europa durante el siglo pasado. En 1900, 1910, la desigualdad de ingresos era en realidad mucho mayor en Europa que en EE.UU., mientras que hoy en día, es mucho más alta en EE.UU. Así que permítanme ser muy claro: la principal explicación de esto no es que r es más grande g. Tiene más que ver con el cambio de la oferta y la demanda de la habilidad, la carrera entre la educación y la tecnología, la globalización, el acceso probablemente más desigual de destrezas en los EE.UU., donde hay muy buenas universidades, de primera, pero donde la parte inferior del sistema educativo no es tan buena, por lo que hay un acceso muy desigual y también un aumento sin precedentes de la compensación de los directivos de EE.UU., que es difícil de explicar solo basándose en la educación. Así que hay más en todo esto, pero no voy a hablar mucho de eso hoy, porque me quiero centrar en la desigualdad de la riqueza. Así que permítanme mostrarles un indicador muy simple sobre la parte de la desigualdad de ingresos. Esta es la parte de los ingresos totales que va al 10 % superior. Pueden ver que hace un siglo, era entre el 45 % y el 50 % en Europa y un poco por encima del 40 % en EE.UU., así que había más desigualdad en Europa. Luego hubo un fuerte descenso durante la primera mitad del siglo XX, y en la década reciente, pueden ver que EE.UU. se ha vuelto más desigual que Europa, y este es el primer hecho del que acabo de hablar. Ahora, el segundo hecho es más sobre la desigualdad de la riqueza, y aquí el hecho central es que la desigualdad de la riqueza es siempre mucho mayor que la desigualdad de ingresos, y también que la desigualdad de la riqueza, aunque también se ha incrementado en las últimas décadas, es mucho menos extrema hoy de lo que fue hace un siglo, aunque la cantidad total de la riqueza en relación con los ingresos se ha recuperado ahora de los muy grandes choques de la I Guerra Mundial, la Gran Depresión, la II Guerra Mundial. Déjenme enseñarles dos gráficos que ilustran los hechos número dos y número tres. Primero, si nos fijamos en el nivel de desigualdad de la riqueza, esta es la parte de la riqueza total que va al 10 % de los ricos, así que pueden ver el mismo tipo de reversión entre EE.UU. y Europa que teníamos antes de la desigualdad de ingresos. La concentración de la riqueza fue mayor en Europa que en EE.UU. hace un siglo, y ahora es lo contrario. Pero también pueden ver dos cosas: En primer lugar, el nivel general de desigualdad de la riqueza es siempre mayor que la desigualdad de ingresos. Recuerden, por la desigualdad de ingresos, la proporción que va al 10 % fue entre el 30 % y el 50 % de los ingresos totales, mientras que para la riqueza, la participación es siempre entre el 60 % y el 90 %. Bien, este es el primer hecho, y es muy importante para lo que sigue. La concentración de la riqueza es siempre mucho más alta que la del ingreso. El hecho número dos es que el aumento en desigualdad de la riqueza en las últimas décadas aún no es suficiente para igualar el de 1910. La gran diferencia en la actualidad, la desigualdad de la riqueza sigue siendo muy grande, con el 60 %, 70 % de la riqueza total para el 10 % superior, pero la buena noticia es que en realidad es mejor que hace un siglo, en el que en Europa fue de 90 % para el 10 % superior. Hoy lo que tenemos es lo que yo llamo el medio 40 %, los que no están en el 10 % superior y que no se encuentran en el 50 % inferior, y que pueden ver como la clase media rica que es propietaria del 20 % al 30 % de la riqueza total, riqueza nacional, y que eran pobres, hace un siglo, cuando no había básicamente, clase media rica. Este es un cambio importante, y es interesante ver que la desigualdad de la riqueza no se ha recuperado a niveles pre I Guerra Mundial, aunque la cantidad total de la riqueza sí se ha recuperado. ¿Bien? Este es el valor total de la riqueza en relación con los ingresos, y se puede ver que, en particular en Europa, estamos casi de vuelta a los niveles anteriores a la I Guerra Mundial. Así que en realidad hay dos diferentes partes de la historia aquí. Una tiene que ver con la cantidad total de la riqueza que acumulamos, y no hay nada malo per se, claro, en acumular una gran riqueza, y en particular si está más dispersa y menos concentrada. En lo que realmente queremos centrarnos es en la evolución de largo plazo de la desigualdad de la riqueza y lo que pasará en el futuro. ¿Cómo podemos explicar el hecho de que hasta la I Guerra Mundial, la desigualdad de la riqueza era tan alta y, en todo caso, se elevaba a niveles aún más altos, y qué podemos pensar hacia el futuro? Déjenme hacer algunas explicaciones y especulaciones sobre el futuro. Permítanme decir que quizá el mejor modelo para explicar por qué la riqueza está mucho más concentrada que el ingreso es un modelo dinámico, dinástico, en el que los individuos tienen un largo horizonte y acumulan riqueza por todo tipo de razones. Si la gente acumulara riqueza solo por razones de ciclo de vida, saben, para ser capaces de consumir cuando sean viejos, entonces el nivel de desigualdad de la riqueza debería estar más o menos en línea con el de desigualdad en los ingresos. Pero será muy difícil explicar por qué hay tanta mayor desigualdad de la riqueza que desigualdad de ingresos con un modelo de ciclo de vida, por lo que se necesita una historia en a las personas también les preocupe la acumulación de riqueza por otras razones. Por lo general, quieren transmitir su riqueza a la siguiente generación, a sus hijos, o, a veces quieren acumular riquezas por el prestigio, el poder que va con la riqueza. Debe haber otras razones para la acumulación de riqueza que el solo ciclo de vida para explicar lo que vemos en los datos. Ahora, en una gran clase de modelos dinámicos la acumulación de riqueza con tal motivo dinástico para la acumulación de riqueza, tendrá toda clase de azar, choques multiplicativos. Así, por ejemplo, algunas familias tienen un gran número de niños, por lo que la riqueza se dividirá. Algunas familias tienen menos hijos. También tienen choques a las tasas de interés. Algunas hacen enormes ganancias de capital. Algunas hicieron malas inversiones. Así que siempre tendrán cierta movilidad en el proceso de la riqueza. Algunas personas se moverán hacia arriba o hacia abajo. El punto importante es que, en cualquier modelo, para una variación dada de tales choques, el nivel de equilibrio de la desigualdad de la riqueza será una función rápidamente creciente de r menos g. Y de forma intuitiva, la razón por la que la diferencia entre la tasa de interés de la riqueza y la de crecimiento es importante, es que las desigualdades iniciales de riqueza se amplifican a un ritmo más rápido con una más grande r menos g. Tomen un ejemplo sencillo: con r igual a 5 % y g igual a 1 %, los ricos solo tienen que reinvertir 1/5 parte de sus ingresos de capital para asegurar que su riqueza aumenta tan rápido como el tamaño de la economía. Esto hace que sea más fácil construir y perpetuar grandes fortunas porque se pueden consumir 4/5 partes, asumiendo cero impuestos, y se puede reinvertir 1/5 parte. Por supuesto, algunas familias consumirán más que eso, algunas menos, por lo que habrá cierta movilidad en la distribución, pero, en promedio, solo tienen que reinvertir 1/5 lo que permite las altas desigualdades en riqueza se mantengan. Ahora, no se deben sorprender por la afirmación de que r puede ser más grande que g para siempre, porque, de hecho, es lo que pasó durante la mayor parte de la historia. Y es algo muy obvio para todos por una sencilla razón, que el crecimiento estuvo cerca del 0 % durante casi toda la historia. El crecimiento fue tal vez 0,1 %, 0,2 %, 0,3 %, con un muy lento crecimiento de la población y del producto per cápita, mientras que la tasa de interés del capital por supuesto no era 0 %. Era, para los activos de la tierra, que era la forma tradicional de activos en las sociedades preindustriales, era típicamente 5 %. Cualquier lector de Jane Austen sabría eso. Si quieres un ingreso anual de 1000 libras, debes tener un capital de 20 000 libras ya que el 5 % de 20 000 es 1000. Y en cierto modo, esta era la base misma de la sociedad, porque que r fuera más grande que g fue lo que permitió a los dueños de la riqueza y los activos vivir de sus ingresos de capital y hacer otra cosa en la vida no solo cuidar de su propia supervivencia. Ahora, una conclusión importante de mi investigación histórica es que el crecimiento industrial moderno no cambió este hecho básico tanto como se podría haber esperado. Claro, la tasa de crecimiento después de la Revolución Industrial rosa, típicamente, de 0 % a 1 % a 2 %, pero al mismo tiempo, la tasa de interés del capital también aumentó, por lo que la brecha entre las dos realmente no cambia. Así que durante el siglo XX, tenemos una combinación única de acontecimientos. Primero, una muy baja tasa de interés debido a los choques por las guerras de 1914 y 1945, la destrucción de la riqueza, la inflación, la quiebra durante la Gran Depresión, y todo esto redujo la tasa de rentabilidad privada de la riqueza a niveles inusualmente bajos entre 1914 y 1945. Y luego, en el período de posguerra, se tiene una inusualmente alta tasa de crecimiento, debido en parte a la reconstrucción. Ya saben, en Alemania, Francia, Japón, había crecimientos del 5 % entre 1950 y 1980 debido en gran parte a la reconstrucción, y también debido al gran crecimiento demográfico, el efecto de la generación 'baby boom'. Al parecer, eso no va a durar por mucho tiempo, o al menos el crecimiento de la población se supone que disminuirá en el futuro, y las mejores proyecciones que tenemos es que el crecimiento a largo plazo va a estar más cerca del 1 % al 2 % que del 4 % a 5 %. Así que si vemos esto, son las mejores estimaciones que tenemos de crecimiento del PBI mundial y la tasa de interés del capital, tasas promedio de interés sobre el capital, y pueden ver que durante la mayor parte de la historia de la humanidad, la tasa de crecimiento era muy pequeña, mucho más baja que la tasa de interés, y luego durante el siglo XX, es realmente el crecimiento de la población, muy alto en el período de posguerra, y el proceso de reconstrucción, los que trajeron crecimiento y una menor brecha con la tasa de interés. Aquí, he usado las proyecciones de población de Naciones Unidas, así que por supuesto no son seguras. Podría ser que empezáramos a tener un montón de niños en el futuro, y las tasas de crecimiento vayan a ser mayores, pero por ahora, estas son las mejores proyecciones que tenemos, y son que el crecimiento mundial declinará y la brecha entre la tasa de rentabilidad, subirá. Ahora, el otro hecho insólito durante el siglo XX fue, como he dicho, la destrucción, la tributación del capital, así que esta es la tasa antes de impuestos de utilidades. Esta es la tasa después de impuestos, y después de la destrucción, y esto es lo que trajo la tasa media de rentabilidad después de impuestos, y destrucción, bajo la tasa de crecimiento por un largo período. Pero sin la destrucción, sin impuestos, esto no habría sucedido. Así que permítanme decir que el equilibrio entre rendimientos del capital y crecimiento depende de muchos factores diferentes que son muy difíciles de predecir: la tecnología y el desarrollo de técnicas intensivas en capital. Ahora mismo, los sectores más intensivos en capital en la economía son el sector inmobiliario, la vivienda, el sector energético, pero podría ser que en el futuro tengamos muchos más robots en una serie de sectores y que esto sería una porción mayor del total de capital que el actual. Bueno, estamos muy lejos de esto, y por ahora, lo qué está pasando en los sectores inmobiliario y de energía, es mucho más importante para el capital total y la cuota de capital. La otra cuestión importante es que hay efectos de escala en la gestión de carteras, junto con la complejidad financiera, la desregulación financiera, que hacen que sea más fácil conseguir mayores tasas de interés para una cartera grande, y esto parece ser particularmente fuerte para multimillonarios, grandes fondos de capital. Solo para dar un ejemplo, esto viene de la clasificación de multimillonarios de Forbes durante el período 1987-2013, y pueden ver que los más ricos han estado creciendo al 6 % o 7 % al año en términos reales por encima de la inflación, mientras que el ingreso promedio en el mundo, el promedio de riqueza mundial, han aumentado en solo un 2 % por año. Y encuentran lo mismo para las grandes fundaciones universitarias, cuanto mayor el fondo inicial mayor la tasa de interés. Ahora, ¿qué se podría hacer? La primera cosa es que creo que necesitamos más transparencia financiera. Sabemos muy poco sobre la dinámica de la riqueza mundial, por lo que necesitamos la transmisión internacional de la información bancaria. Necesitamos un registro global de los activos financieros, una mayor coordinación en materia de impuestos a la riqueza, e incluso un impuesto sobre el patrimonio, con una pequeña tasa sería una manera de generar información para que entonces podamos adaptar nuestras políticas a lo que observemos. Y hasta cierto punto, la lucha contra los paraísos fiscales y la transmisión automática de la información nos está empujando en esta dirección. Hay otras formas de redistribución de la riqueza, que pueden ser tentadoras. Inflación: es mucho más fácil imprimir dinero que hacer una legislación impositiva, así que es muy tentador, pero a veces no se sabe lo que se hace con el dinero. Este es un problema. La expropiación es muy tentadora. Justo cuando sientes que algunas personas son demasiado ricas, simplemente las expropias. Pero no es muy eficiente organizar una regulación de la dinámica de la riqueza. La guerra es una manera aún mucho menos eficiente, así que prefiero los impuestos progresivos, pero, por supuesto, la historia (Risas) la historia inventará sus propias mejores maneras, y es probable que involucren una combinación de todo esto. Gracias. (Aplausos) Bruno Giussani: Thomas Piketty. Gracias. Thomas, quiero hacerte 2 o 3 preguntas, porque es impresionante cómo dominas tus datos, por supuesto, pero básicamente sugieres que la creciente concentración de la riqueza es una especie de tendencia natural del capitalismo y que, si lo dejamos a su suerte, puede poner en peligro el propio sistema, por lo que estás sugiriendo que hay que actuar para implementar políticas que redistribuyen la riqueza, incluyendo las que acabamos de ver: impuestos progresivos, etc. En el contexto político actual, ¿qué tan realistas son? ¿Qué tan probable crees que es que se lleven a cabo? Thomas Piketty: Bueno, creo que si miramos atrás en el tiempo, la historia de la renta, el patrimonio y los impuestos está llena de sorpresas. No me impresionan mucho los que saben de antemano lo que va o no va a pasar. Creo que hace un siglo, mucha gente habría dicho que los impuestos progresivos a la renta nunca se darían y luego sucedió. Y hace cinco años, mucha gente habría dicho que el secreto bancario estaría con nosotros para siempre en Suiza, que Suiza era demasiado poderosa para el resto del mundo, y de repente se dieron unas sanciones de EE.UU. contra los bancos suizos para que se diera un gran cambio, y ahora nos estamos moviendo hacia mayor transparencia financiera. Así que creo que no es tan difícil coordinar mejor las políticas. Vamos a tener un tratado con la mitad del PBI mundial en la mesa, con EE.UU. y la Unión Europea, y si la mitad del PBI mundial no es suficiente para avanzar en la transparencia financiera y el impuesto mínimo para las ganancias corporativas multinacionales, ¿qué se necesita? Así que creo que no se trata de dificultades técnicas. Creo que podemos hacer progresos si tenemos un enfoque más pragmático a estas preguntas y tenemos las sanciones adecuadas para quienes se benefician de la opacidad financiera. BG: Uno de los argumentos en contra de tu punto de vista es que la desigualdad económica no es solo una característica del capitalismo, sino que es uno de sus motores. Así que si tomamos medidas para reducir la desigualdad, al mismo tiempo tendremos un menor crecimiento, potencialmente. ¿Qué respondes a eso? TP: Sí, creo que la desigualdad no es un problema per se. Creo que la desigualdad hasta un punto en realidad puede ser útil para la innovación y el crecimiento. El problema es que es una cuestión de grado. Cuando la desigualdad se hace demasiado extrema, a continuación, se vuelve inútil para el crecimiento e incluso puede llegar a ser mala porque tiende a conducir a alta perpetuación de desigualdad en el tiempo y baja movilidad. Y por ejemplo, el tipo de concentraciones de riqueza que teníamos en el siglo XIX y más o menos hasta la I Guerra Mundial en todos los países europeos no era, creo, nada útil para el crecimiento. Fue destruida por una combinación de eventos trágicos y cambios de política, y esto no impidió que el crecimiento se diera. Y también, la desigualdad extrema puede ser mala para nuestras instituciones democráticas si crea un acceso muy desigual a la voz política, y la influencia del dinero privado en la política estadounidense, creo, es un motivo de preocupación en este momento. Así que no queremos volver a esta clase de extremo, de desigualdad pre I Guerra Mundial. Tener una cuota decente de la riqueza nacional para la clase media no es mala para el crecimiento. En realidad, es útil tanto por razones de equidad como de eficiencia. BG: Dije al principio que tu libro ha sido criticado. Algunos de datos han sido criticados. Parte de tu elección de conjuntos de datos ha sido criticada. Se te ha acusado elegir datos intencionadamente para soportar tu caso. ¿Qué respondes a eso? TP: Bueno, respondo que estoy muy feliz de que este libro haya estimulado el debate. Es parte de su propósito. Mira, la razón por la que pongo todos los datos en línea con todo el cálculo detallado es para que podamos tener un diálogo abierto y transparente, debatir sobre esto. He respondido punto por punto a cada preocupación. Permítanme decir que si fuera a reescribir el libro hoy, hubiera realmente concluido que el aumento de la desigualdad de la riqueza, particularmente en EE.UU., en realidad ha sido más alta que lo que reporto en mi libro. Hay un estudio reciente realizado por Saez y Zucman que muestra, con nuevos datos que no tenía en el momento del libro, que la concentración de la riqueza en EE.UU. ha aumentado incluso más de lo que reporto. Y habrá otros datos en el futuro. Algunos irán en diferentes direcciones. Mira, nosotros ponemos en línea casi todas las semanas un nueva serie actualizada en la base de World Top Income y seguiremos haciéndolo en el futuro, en particular de los países emergentes, y doy la bienvenida a todos aquellos que quieran contribuir a este proceso de recolección de datos. De hecho, claramente estoy de acuerdo que no hay suficiente transparencia sobre la dinámica de la riqueza, y una buena manera de tener mejores datos sería contar con un impuesto sobre el patrimonio con una pequeña tasa, para empezar por lo que todos podamos estar de acuerdo sobre esta importante evolución y adaptar nuestras políticas a lo que observemos. Los impuestos son fuente de conocimiento, y eso es lo que más necesitamos en estos momentos. BG: Thomas Piketty, merci beaucoup. Gracias. TP: Gracias. (Aplausos)