Michael Shermer
2,950,575 views • 19:01

Desde que estuve aquí en 2006 descubrimos que el cambio climático global se estaba transformando en algo serio. Por eso lo cubrimos ampliamente en la revista Skeptic. Investigamos todos los tipos de controversias científicas y semi científicas. Pero resulta que no debemos preocuparnos por nada de esto porque el mundo se acabará en 2012.

Otra noticia es que recordarán que les presenté el Quadro Tracker. Es como un dispositivo que echa agua pero es sólo un pedazo de plástico hueco con una antena que gira, y caminas y le apuntas a las cosas. Como si estuvieras buscando marihuana en el armario de un estudiante, y lo apuntas hacia alguien. Disculpe. (Risas) Este dispositivo en particular es para encontrar pelotas de golf, especialmente si estás en un campo de golf y buscas debajo de los arbustos. Bien, bajo la categoría "¿Qué daño causa una cosa tonta como esta?" el dispositivo, el ADE 651, fue vendido al gobierno iraquí por 40 mil dólares cada uno. Es igual que este, no tiene ningún valor, y supuestamente funciona por "atracción iónica magnética electrostática", que se traduce como "bobada pseudocientífica", sería una palabra amable; donde unes varias palabras que suenan bien pero no sirve para nada. En este caso, si en los puntos de frontera se permite que la gente pase porque el rastreador dice que está bien en verdad cuesta vidas. Entonces hay peligro en la pesudociencia, en creer en este tipo de cosas.

Por eso hoy quiero hablar de la creencia. Quiero creer, y tú también. Y de hecho creo que mi tesis es que la creencia es parte natural de las cosas. Es la opción por defecto. Simplemente creemos. Creemos en todo tipo de cosas. La creencia es natural. La incredulidad, el escepticismo y la ciencia no son naturales. Es más difícil. Es incómodo no creer en cosas. Como Fox Mulder en "Expediente X" ¿quién quiere creen en los OVNIs? Todos queremos. Y el motivo es porque tenemos un motor de creencia en nuestros cerebros. Básicamente somos primates buscadores de patrones. Conectamos los puntos: A se conecta con B, B se conecta con C. Y a veces A sí se conecta con B. Eso se llama aprendizaje por asociación.

Encontramos patrones y hacemos esas conexiones, ya se trate del perro de Pavlov que asocia el sonido de la campana con la comida y luego saliva con el sonido de la campana; o que se trate de la rata de Skinner, donde hace una asociación entre el comportamiento y la recompensa por ello y por lo tanto repite el comportamiento. De hecho, lo que Skinner descubrió es que si pones una paloma en una caja como esta, y tiene que presionar una de estas teclas, e intentar descubrir el patrón, y se le da una recompensa en la caja. Si se asignan recompensas al azar para que no haya un patrón, encontrará cualquier tipo de patrón. Y lo que sea que hacía antes de la recompensa, lo repetirá. A veces era dar dos vueltas en sentido antihorario, una vez en sentido horario y presionar la tecla dos veces. Y eso se llama superstición. Y me temo que eso siempre lo tendremos entre nosotros.

A este proceso lo llamo "patronicidad", es decir, es la tendencia a encontrar patrones significativos en ruido con y sin significado. Cuando realizamos este proceso cometemos dos tipos de errores. El error de tipo 1 o falso positivo, que es creer que un patrón es real cuando no lo es. Y el segundo tipo de error es el falso negativo. El error de tipo 2 es no creer en un patrón cuando es real. Hagamos un experimento de reflexión. Supón que eres un homínido hace 3 millones de años que camina por las llanuras de África. Tu nombre es Lucy, ¿bien? Oyes un crujido en la hierba. ¿Se trata de un depredador peligroso o es sólo el viento? Tu próxima decisión podría ser la más importante de tu vida. Si piensas que el crujido en la hierba es un depredador peligroso pero resulta ser el viento, has cometido un error de cognición, un error de tipo 1, un falso positivo. Pero no sucede nada, simplemente te alejas. Estás más cauteloso, más alerta. Por otro lado, si crees que el crujido en la hierba es el viento, pero se trata de un depredador peligroso, eres el almuerzo. Te acabas de ganar un premio Darwin. Te han sacado del acervo genético.

El problema aquí es que la patronicidad ocurre cuando el costo de cometer un error de tipo 1 es menor que el costo de cometer un error de tipo 2. Es la única ecuación de la charla. Tenemos un problema para detectar el patrón y es que evaluar la diferencia entre un error de tipo 1 y de tipo 2 es en verdad problemático. En especial en situaciones de vida o muerte y en una fracción de segundo. Por eso la postura por defecto es "creer que todos los patrones son reales". "Todos los crujidos en la hierba son depredadores peligrosos y no sólo el viento". Por eso pienso que evolucionamos... había una selección natural para la tendencia de nuestros motores de creencia, nuestros procesos cerebrales buscadores de patrones, de encontrar siempre patrones significativos e infundirlos con esta especie de agentes depredadores o intencionales de los que hablaré luego.

Por eso, por ejemplo, ¿qué ven aquí? Es la cabeza de un caballo, correcto. Si parece un caballo debe ser un caballo. Ese es el patrón. Pero, ¿es en verdad un caballo? ¿O se parece más a una rana? ¿Lo ven? Nuestro dispositivo de detección de patrones, que al parecer se encuentra en la corteza cingular anterior (allí está nuestro dispositivo de detección) puede ser engañado fácilmente, y eso es un problema. Por ejemplo, ¿qué ven aquí? Por supuesto, es una vaca. Si predispongo el cerebro — predisposición cognitiva — si predispongo el cerebro a ver algo, aparece nuevamente incluso sin el patrón que le impuse. Y ¿qué ven aquí? Algunos ve un perro dálmata. Y allí está. Esa es la predisposición. Por eso cuando quito la predisposición, el cerebro ya tiene el modelo para que puedan verlo nuevamente. ¿Qué ven aquí? El planeta Saturno. Bien. ¿Y aquí? Sólo digan cualquier cosa que vean. Qué buen público, Chris. Porque no hay nada aquí. Supuestamente no hay nada.

Este es un experimento de Jennifer Whitson en la Universidad de Texas, Austin sobre ambientes corporativos sobre si los sentimientos de incertidumbre y falta de control causan que la gente vea patrones ilusorios. Es decir, la mayoría ve el planeta Saturno. pero cuando las personas se sienten sin control es más probable que vean algo aquí, una figura supuestamente si patrón. En otras palabras, la tendencia a ver estos patrones aumenta cuando no hay control. Por ejemplo, los jugadores de béisbol son muy supersticiosos cuando batean, pero no tanto cuando están en el campo. Porque los jugadores de campo tienen éxito del 90 al 95 por ciento de las veces. Y los mejores bateadores fallan 7 de 10 veces. Por eso su superstición, su patronicidad, está asociada con los sentimientos de falta de control y así, sucesivamente.

¿Qué ven en esta imagen, en este campo? ¿Alguien ve algún objeto aquí? De hecho sí hay algo, pero está degradado. Mientras piensan en eso, este es un experimento de Susan Blackmore, una psicóloga de Inglaterra, que le mostró esta imagen a algunas personas y luego dedujo una correlación entre sus puntajes en una prueba de percepción extrasensorial, cuánto creían en lo paranormal, lo sobrenatural, los ángeles y ese tipo de cosas. Y aquellos con los puntajes más altos en la escala tendían no sólo a ver más patrones en las imágenes degradadas, sino patrones incorrectos. Esto es lo que les mostró a las personas. El pez degradado en un 20%, un 50% y luego el que les mostré, en un 70%.

Otro psicólogo suizo llamado Peter Brugger realizó un experimento similar. Él descubrió que el hemisferio derecho percibe patrones mucho más significativos, a través del campo visual izquierdo, que el hemisferio izquierdo. Por eso si le muestran esta imagen a una persona, tal que acabe en el hemisferio derecho en lugar del izquierdo, es más probable que vea patrones que si lo ponen en el hemisferio izquierdo. Al parecer, es en el hemisferio derecho donde ocurre la mayoría de esta patronicidad. Por eso, intentamos ver en qué parte del cerebro ocurre todo esto.

Brugger y su colega, Christine Mohr, le administraron L-dopa a un grupo de personas. La L-Dopa es un fármaco para trata la enfermedad de Parkinson, que está relacionada con una disminución de la dopamina, La L-dopa aumenta la dopamina. Y el aumento de dopamina causa que las persona vean más patrones que aquellas que no recibieron dopamina. Parece que la dopamina es el fármaco asociado con la patronicidad. Se usan fármacos neurolépticos para eliminar el comportamiento psicótico, como la paranoia, el delirio y las alucinaciones, que son patronicidades. Son patrones incorrectos. Falsos positivos. Errores de tipo1. Y si se administran fármacos antagonistas de la dopamina, desaparecen. Es decir, si se disminuye la cantidad de dopamina, disminuye la tendencia a ver patrones de ese tipo. Por otro lado, las anfetaminas, como la cocaína, son agonistas de la dopamina. Aumenten la cantidad de dopamina. Por eso es más probable que se sientan eufóricos, creativos, que encuentren más patrones.

De hecho, hace poco vi a Robin Williams hablando sobre cómo era más cómico cuando consumía cocaína, cuando tenía ese problema, que ahora. Tal vez una mayor cantidad de dopamina esté relacionada con una mayor creatividad. Creo que la dopamina cambia nuestra relación señal-ruido. Es decir, cómo de certero somos encontrando patrones. Si está muy baja, es probable que cometas más errores de tipo 2. Te pierdes los patrones reales. Y no quieres ser demasiado escéptico. Si eres demasiado escéptico, te perderás las ideas interesantes. En la medida justa, eres creativo y no crees mucho en tonterías. Si está muy alta tal vez veas patrones en todos lados. Cada vez que alguien te mire pensarás que te está analizando. Pensarás que la gente habla de ti. Y si se te va la mano con eso, simplemente se clasifica como locura. Tal vez debamos hacer una distinción entre dos ganadores del Nobel, como Richard Feynman y John Nash. Uno ve la cantidad adecuada de patrones como para ganar el premio Nobel. El otro también, pero tal vez sean demasiados patrones y se lo llama esquizofrenia.

Por eso, la relación señal-ruido nos plantea un problema de detección de patrones. Seguro que todos saben exactamente qué es esto, ¿verdad? ¿Qué patrón ven aquí? Otra vez estoy evaluando su corteza cingular anterior, con una detección de patrones contradictoria. Obviamente saben que estos son zapatos Via Uno. Son sandalias. Debo decir que son pies muy seductores. Tal vez un poco photoshopeados. Y por supuesto que son imágenes ambiguas que parecen dar un giro. Resulta que lo que piensan más a menudo influencia lo que tienden a ver. Y sé que aquí ven la lámpara porque tiene la luz encendida. Y gracias al movimiento ambientalista somos sensibles a la difícil situación de los mamíferos marinos. Por eso lo que ven en esta imagen ambigua es un delfín, por supuesto. Aquí ven un delfín. porque hay un delfín. Hay un delfín. Eso es una cola de delfín.

(Risas)

Entonces si les damos información contradictoria, su corteza cingular anterior va a ponerse hiperactiva. Si miran abajo está bien, pero si miran arriba la información es contradictoria. Por eso tenemos que girar la imagen para que vean que es una trampa. La ilusión del cajón imposible. Es fácil burlar el cerebro en 2D. Por eso dirían "Shermer, todos podemos hacer eso en un texto básico sobre la psique con ese tipo de ilusión". Pero aquí está el difunto Jerry Andrus con la ilusión del "cajón imposible" en 3D y Jerry está de pie dentro del cajón imposible. Él fue amable y publicó esto y nos reveló la forma. Todo está en el ángulo de la cámara. El fotógrafo está allí. Y parece que esta tabla se superpone con la otra, y esta con la otra, etc. Pero aún cuando lo quito, la ilusión es muy fuerte por cómo están configurados nuestros cerebros para encontrar ese tipo de patrones.

Este es uno más nuevo que nos despista debido a los patrones contradictorios de comparar este ángulo con aquel ángulo. De hecho, es la misma foto de lado a lado, y están comparando aquel ángulo en lugar de este ángulo. Por eso engaña al cerebro. Y una vez más engaña a su dispositivo de detección de patrones.

Es fácil ver rostros porque contamos con un evolucionado software de reconocimiento de rostros en nuestro lóbulo temporal. Aquí se ven algunos rostros sobre una roca. Tal vez han usado Photoshop, pero de cualquier modo nos vale. ¿Cuál de estas imégenes se ve rara? Rápido, ¿cuál se ve rara? La de la izquierda, bien. La voy a rotar. Ahora es la de la derecha. Y tienen razón. Una ilusión famosa que primero se hizo con Margaret Thatcher. Ahora le cambiaron el político. ¿Qué es lo que sucede? Sabemos bien dónde sucede, en el lóbulo temporal, casi sobre las orejas. En una estructura llamada circunvolución fusiforme. Existen dos tipos de célula que hacen esto, graban características de los rostros de manera global o específica. Estas células de disparo rápido primero ven el rostro general. Por eso reconocen a Obama enseguida. Y luego notan algo un poco raro en los ojos y la boca. En especial si está dada vuelta, comprometen el software de reconocimiento de rostros.

Bien, les dije antes en el experimento de reflexión, supón que eres un homínido que camina por África. ¿Se trata del viento o es un depredador peligroso? ¿Cuál es la diferencia entre ambos? Bien, el viento es inanimado; el depredador peligroso es un agente intencionado. A este proceso lo llamo agenticidad. Es la tendencia a infundir patrones con significado, intención y agenticidad, a agentes invisibles desde las alturas. Esta idea la tomamos de un compañero de TED, Dan Dennett, quien habló sobre tomar la postura intencional.

Es algo así, expandido para explicar, creo, muchas cosas diferentes: almas, espíritus, fantasmas, dioses, demonios, ángeles, extraterrestres, diseñadores inteligentes, conspiradores del gobierno y toda forma de agente invisible con el poder y la intención y que se cree que rondan nuestro mundo y controlan nuestras vidas. Creo que es la base del animismo, el politeísmo y el monoteísmo. Es la creencia de que los extraterrestres son más avanzados y tienen más moralidad que nosotros. Y la historia siempre cuenta que vienen a salvarnos y rescatarnos desde las alturas. Siempre se describe al diseñador inteligente como este ser súper inteligente y moral que baja a diseñar la vida. Incluso la idea de que el gobierno puede rescatarnos. Esa ya no es la moda del futuro. Pero creo que es un tipo de agenticidad, el de proyectar a alguien grande y poderoso, que vendrá a rescatarnos desde las alturas.

Y creo que también es la base de las teorías de conspiración. Existe alguien escondido que maneja los hilos, ya sean los Illuminati o los Bilderbergers. Pero es un problema de detección de patrones, ¿no? Algunos patrones son reales y otros no. ¿A JKF lo asesinó una conspiración o una sola persona? Bien, si van allí, y hay gente cualquier día como cuando fui yo, que muestran dónde fueron los diferentes disparos. Mi preferido es el que estaba en un pozo, y salió en el último segundo y disparó. Pero igualmente Lincoln fue asesinado por una conspiración. Por eso no podemos descartar todos los patrones así. Porque, vamos, algunos patrones sí son reales. Algunas conspiraciones sí son verdaderas. Esto tal vez explica mucho.

El 9/11 tiene una teoría de conspiración. Es una conspiración. Escribimos todo un número al respecto. 19 miembros de Al Queda tramando para estrellar aviones en edificios, sí es una conspiración. Pero eso no es lo que piensan los "buscaverdades del 9/11". Ellos creen que fue un trabajo interno del gobierno de Bush. Bien, eso es otra lectura. ¿Saben cómo reconocemos que el 9/11 no fue orquestado por el gobierno de Bush? Porque funcionó.

(Risas)

(Aplausos)

Somos dualistas por naturaleza. Nuestro proceso de agenticidad viene del hecho de que podemos disfrutar de estas películas. Porque podemos imaginarnos seguir adelante. Sabemos que si se estimula el lóbulo temporal se puede producir una sensación de experiencia extracorporal, experiencia cercana a la muerte, que se logra mediante un electrodo aquí en el lóbulo temporal. O mediante la pérdida de conciencia, mediante la aceleración centrífuga. Si tienen hipoxia o el oxígeno bajo, el cerebro siente que hay una experiencia extracorporal. Pueden usar, yo mismo lo probé, el Casco de Dios de Michael Persinger, que bombardea los lóbulos temporales con ondas electromagnéticas y vives una experiencia extracorporal.

Entonces voy a terminar con un video que resume un poco todo esto. Dura sólo un minuto y medio y une todo esto con el poder de las expectativas y de la creencia. Pónganlo por favor.

Este es el lugar que se eligió para las audiciones falsas de un anuncio de protector labial.

Esperamos poder usar parte de eso en un comercial nacional. Esto es una prueba de protectores labiales que tenemos aquí. Y estos son los modelos que nos ayudarán, Roger y Matt. Tenemos nuestro protector labial y una marca líder. ¿Tendrías algún problema en besar a los modelos para probarlo?

No.

- ¿No? - No. - ¿Pensarías que está bien?

- Estaría bien. - OK.

Esta es un prueba a ciegas. Te voy a pedir que te pongas una venda. Bien, ¿ves algo? - No. Bájalo así no puedes ver hacia abajo. - OK.

- No ves nada, ¿verdad?

- Sí. - OK.

Lo que vamos a buscar en esta prueba es cuánto protege tus labios, la textura. y si puedes descubrir el sabor.

- OK. - ¿Alguna vez has hecho una prueba de besos?

- No.

- Acércate aquí. Bien, ahora déjate besar. Acércate un poco y déjate besar, ¿bien?.

(Música)

(Risas)

(Risas)

Bien. ¿Cómo lo sentiste Jennifer?

- Bien

(Risas)

- Oh por Dios.

(Risas)

Michael Shermer - Muchas gracias. Gracias.