Kevin Bales
1,072,792 views • 18:01

Mi interés en las formas contemporáneas de esclavitud comenzó con un panfleto que cogí en Londres. Fue a principios de los 90, yo estaba en un evento público, vi este panfleto que decía "Hay millones de esclavos en el mundo". Y pensé "No puede ser". Lo admito por encima de mi orgullo. Porque también les admitiré que pensé cómo es posible que un experto de mi talla, que enseña derechos humanos, no lo sepa, así que no puede ser verdad.

Si enseñas, si rindes culto en el templo del saber, no te rías de los dioses. Porque te llevarán, te llenarán de curiosidad y deseos, te arrastrarán con pasión para cambiar las cosas. Salí por más información, 3.000 artículos bajo la palabra "esclavitud". Dos resultaron ser modernos, solo dos. El resto, de carácter histórico. Eran comunicados de prensa llenos de atrocidades, de especulación. Eran anécdotas. No tenían información fiable.

Así que empecé un trabajo de investigación. Visité cinco países del mundo. Vi esclavos. Conocí a dueños de esclavos. Y busqué muy profundamente dentro de los negocios de la esclavitud. Porque es un crimen económico. Las personas no esclavizan a otras para hacerles daño. Lo hacen por el benefício económico. Y debo decirles que lo que encontré en cuatro continentes diferentes fue tristemente familiar. Como esto. Agricultores de África, atados y golpeados, nos mostraron cómo les pegaban en los campos antes de escapar de la esclavitud y encontrarse con nuestro equipo. Era alucinante.

Quiero ser muy claro. Estoy hablando de auténtica esclavitud. Esto no es acerca de matrimonios aburridos. No es acerca de empleos que odias. Es acerca de personas que no tienen libertad. Personas obligadas a trabajar sin cobrar, que trabajan todos los días las 24 horas bajo amenazas de violencia y no reciben pago. Es auténtica esclavitud, la misma que hemos conocido a través de toda la historia humana.

Ahora bien, ¿dónde se encuentra? En este mapa, están en color rojo y amarillo los lugares con mayor densidad de esclavitud. Pero en los de color azul no encontramos ningún caso de esclavitud. Y pueden ver que solo en Islandia y Groenlandia no encontramos casos de esclavitud.

Nos interesa particularmente y buscamos muy cuidadosamente en lugares donde usan a los esclavos para perpetrar una fuerte destrucción ambiental. En todo el mundo, los usan para destruir el medio ambiente, cortar árboles del Amazonas, destruir áreas forestales en África Occidental, extraer y regar mercurio en sitios como Ghana y el Congo, destruir los ecosistemas costeros en Sur Asia. Hay una coincidencia espeluznante entre lo que está pasando en nuestro medio ambiente y lo que está pasando con los derechos humanos.

¿Cómo hemos llegado a esta situación donde tenemos, en 2010, 27 millones de personas en esclavitud? Es el doble de la cantidad que salió de África en todo el comercio de esclavos transatlántico. Bueno, ha aumentado por estos factores. No son la causa, sino los que la soportan. Una es, y todos lo sabemos, la explosión demográfica. La población mundial ha subido de 2.000 millones a casi 7.000 millones en los últimos 50 años. Ser tantos no te hace esclavo. Aumenta la cantidad de personas vulnerables en los países en desarrollo, por guerras civíles, conflictos étnicos, gobiernos corruptos, enfermedades, ya saben.

Entendemos cómo funciona. En algunos países todas estas cosas suceden a la vez, como en Sierra Leona hace unos años. Y afecta a grandes masas. Cerca de mil millones de pesonas, como sabemos, viven al límite, viven en situaciones donde no tienen ninguna oportunidad y suelen estar abandonados. Pero eso tampoco te hace esclavo. Lo que hace que una persona abandonada y vulnerable se convierta en esclavo es la ausencia de leyes. Si las leyes funcionan, protegen a los pobres y vulnerables. Pero si la corrupción la corree, las personas no tienen la oportunidad de ser protegidos por la ley. Entonces podrías hacer uso de la violencia, y si usas la violencia con impunidad, puedes buscar a los más vulnerables y convertirlos en esclavos.

Eso es precisamente lo que sucede en el mundo. Sin embargo, para la mayoría de la gente, la manera en que se han convertido en esclavos los que están esclavizados hoy en día, no fue por secuestro o por un golpe en la cabeza, Llegaron a esclavizarse porque alguien les hizo esta pregunta.

En todo el mundo me han contado casi la misma historia: "Estaba en casa, alguien vino a nuestra comunidad, y desde una camioneta dijeron: "Tengo empleos, ¿quién necesita trabajar?" Y ellos hicieron exactamente lo que tú o yo haríamos en la misma situación. Ellos dicen, "Aquel hombre no parecía de fiar. Yo tenía mis dudas, pero mis hijos estaban hambrientos. Necesitábamos medicinas. Sabía que tenía que hacer lo que pudiera para ganar dinero y cuidar de las personas que amo". Se subieron a la camioneta. Se fueron con la persona que los contrató. Diez millas, cien millas, mil millas después, se ven a sí mismos en un trabajo sucio, peligroso y degradante. Lo aceptan por un tiempo, pero cuando tratan de salirse, pum, el martillo les golpea, y descubren que están esclavizados.

Ahora bien, este tipo de esclavitud es muy similar a lo que ha sido la esclavitud en la historia humana. Pero hay una cosa destacable y nueva en la esclavitud actual, y es la pérdida completa del valor de los seres humanos. Caro en el pasado, barato hoy en día, Hasta los programas de las empresas han empezado a hacer esto. Me gustaría enseñarles un vídeo corto.

D: Vale, la discusión está garantizada, hablamos sobre conseguir productos a gran escala. Continuamos en el estudio con nuestro invitado Michael O'Donohue, director de productos de Four Continents Capital Management. También nos acompaña Brent Lawson, de Lawson Frisk Securities.

BL: Encantado de estar aquí.

D: El placer es nuestro, Brent. Brent, ¿dónde invertirá su dinero este año?

BL: Bueno, Daphne, hemos estado cortos de gas y petróleo recientemente, y estamos ampliando un poco nuestras redes, Nos encanta la parte de los seres humanos. Si miran el gráfico a largo plazo, los precios están en su punto más bajo históricamente y la demanda global de trabajos forzados es aún fuerte. Así que ahí es donde creo que podríamos hacer dinero.

D: Michael, ¿qué piensa de esto de las personas? ¿Le interesa?

M: Sin duda. La mayor ventaja del empleado no-voluntario como inversión es que no se acaba. No nos vamos a quedar sin personas. Ningún otro producto tiene eso.

BL: Daphne, si puedo llamar tu atención, las inversiones privadas han estado evaluándolo, y eso me dice que este mercado va a explotar. Los indios y africanos, como de costumbre, los sudamericanos y los de Europa del Este en particular están en nuestra lista de la compra.

D: Interesante, Michael, al grano, ¿qué recomienda?

M: Recomendamos a nuestros clientes la estrategia de comprar y mantener. No hay por qué jugar al mercado. Hay mucha gente vulnerable. Es muy emocionante.

D: Lo es, sin duda. Caballeros, muchas gracias.

KB: Bien, imagínense esto. Es una parodia. Sin embargo disfruté ver cómo sus bocas se abrían hasta que se dieron cuenta. MTV Europa trabajó con nosotros e hizo esta parodia. Y la han estado metiendo entre videoclips sin ninguna introducción, lo cual encuentro algo cómico. Esta es la realidad. El precio de los seres humanos durante los últimos 40.000 años en dinero de hoy, ha tenido un promedio de $ 40.000 en compras. Pueden ver cómo las líneas se cruzan cuando la población se incrementa.

El precio medio de un ser humano hoy en todo el mundo es cerca de $ 90 Hay sitios mas caros como Norteamérica. En Norteamérica, un esclavo cuesta entre $ 3.000 y $ 8.000. Podría llevarles a lugares como la India y Nepal, donde se puede conseguir por cinco o diez dólares. La cuestión es que la gente ha dejado de ser ese producto con valor, y se han covertido en vasos desechables. Los compras barato. Los usas. Los aplastas y cuando has terminado con ellos, los tiras.

Estos jóvenes están en Nepal. Son básicamente el sistema de transporte manejado por un dueño de esclavos. No hay caminos aquí, así que cargan rocas en sus espaldas, de su mismo peso, subiendo y bajando las montañas del Himalaya. Una de las madres nos dijo "No podemos sobrevivir aquí, y parece que tampoco morimos". Es una situación horrible. Y si algo me hace sentir optimista sobre esto es que también hay, además de los jóvenes como él que aún son esclavos, hay ex-esclavos que trabajan para liberar a otros. O, como decimos, Frederick Douglas está en casa.

No sé si alguna vez han soñado despiertos sobre cómo sería conocer a Harriet Tubman. ¿Cómo sería conocer a Frederick Douglas? Tengo que confesar que una de las partes más emocionantes de mi trabajo es que logro conocerlo. Y me gustaría presentarles a uno de ellos. Su nombre es James Kofi Annan. Fue niño esclavo en Ghana, esclavizado en la industria pesquera. Y ahora él, tras escapar y construir una nueva vida, formó una organización con la que trabajamos para regresar y liberar a la gente de la esclavitud. Este no es James. Este es uno de los pequeños con el que trabajó.

JKA: Le golpearon con un remo, en la cabeza. Esto me recuerda mi niñez, cuando trabajaba aquí.

KB: James y nuestro director en Ghana, Emmanuel Otto, reciben regularmente amenazas de muerte porque entre los dos lograron que encarcelaran a tres traficantes de humanos por primera vez en Ghana, por esclavizar a personas en la industria pesquera, por esclavizar a niños.

Ahora, todo lo que les he contado es descorazonador, lo admito. Sin embargo, hay algo positivo en esto, y es que las 27 millones de personas que están esclavas hoy, son mucha gente, pero también es la fracción mas pequeña de la población global que ha estado esclava. Como los 40 miles de millones de dólares que generan en la economía global cada año, es la porción más pequeña de la economía global representada en mano de obra esclava.

La esclavitud, que es ilegal en todos los países, ha sido marginada en nuestra sociedad global. y de alguna manera, sin que lo notemos, ha estado cerca del borde de su propia extinción, esperando que le demos un gran empujón, y nos deshagamos de ella. Y se puede hacer.

Ahora, si hacemos eso, si ponemos todos nuestros recursos y nos concentramos en ello, ¿cuál es el precio de sacar a la gente de la esclavitud? Bueno, antes de decirlo, debo ser absolutamente claro. No compramos a las personas para liberarlas de la esclavitud, Comprar personas es como pagarle al ladrón para que te devuelva tu tele. Eso es fomentar el crimen. Liberarlos, sin embargo, cuesta algo de dinero.

La liberación, y aún más importante, todo el trabajo después de la liberación, no es un evento, es un proceso. Es ayudar a las personas a construir vidas con dignidad, estabilidad, economía autónoma, ciudadanía. Bueno, sorprendentemente, en lugares como la India donde los costes son más bajos, esa familia de tres generaciones que ven allí eran esclavos por herencia, es decir, ese abuelo nació siendo esclavo, Pero el coste total, amortizado con el resto de trabajo, fue cerca de $150 para que esa familia saliera de la esclavitud y guiarlos durante dos años de proceso para que construyeran una vida estable con educación y como ciudadanos.

Un niño en Ghana rescatado de la esclavitud en la industria pesquera, cerca de $ 400. En Estados Unidos, Norteamérica, es mucho más caro, costes legales y médicos, lo entendemos, es caro aquí, cerca de 30.000. pero la mayoría de personas en el mundo de la esclavitud viven en sitios donde los precios son bajos. De hecho, el costo medio es el de Ghana.

Eso significa que cuando multiplicas el costo estimado de no solo la libertad, sino la libertad a largo plazo, para los 27 millones de personas en esclavitud es cerca de 10,8 miles de millones de dólares, lo que los americanos gastan en papitas fritas y rosquillas, lo que Seattle va a gastar en su sistema de rieles ligeros, el gasto anual de este país en vaqueros azules, o lo que se gastó en las últimas vacaciones. Cuando compramos Gameboys, Ipods y otros regalos tecnológicos, gastamos 10,8 miles de millones de dólares. Esas son las ganancias de Intel en el cuarto trimestre.

No es mucho dinero a nivel global, de hecho no es nada. Lo mejor de todo es que no es dinero mal invertido, hay un dividendo de libertad. Cuando sacas a personas de la esclavitud para que trabajen por ellas mismas, ¿están motivadas? Sacan a su hijos del trabajo, contruyen escuelas, nos dicen "Vamos a conseguir cosas que nunca hemos tenido, medicinas para cuando estemos enfermos, ropa para cuando haga frío, Se convierten en consumidores y productores y las economías locales empiezan a crecer muy rápido.

Todo sobre cómo reconstruir la libertad a largo plazo es importante, porque no queremos repetir lo que sucedió en este país en 1865. Cuatro millones de personas fueron liberadas de la esclavitud y luego abandonadas, abandonadas sin participación política, educación decente, o cualquier otra oportunidad en términos de vida económica, y fueron sentenciadas a generaciones de violencia, prejuicio y discriminación. Y América aún está pagando el precio de la fallida emancipación de 1865.

Nos hemos comprometido a no dejar que las personas que bajo nuestro cuidado salen de la esclavitud terminen como ciudadanos de segunda clase. Eso no va a pasar. Así es realmente la libertad. Niños liberados de la esclavitud en la industria pesquera de Ghana, reunidos con sus padres, y llevados de regreso a su comunidad para reconstruir su bienestar económico, de manera que se vuelvan a prueba de esclavitud, totalmente no esclavizables.

Ahora, esta mujer vivía en una aldea en Nepal. Hemos trabajado allí un mes. Estaban empezando a salir de un tipo de esclavitud hereditaria. Empezando a animarse un poco, abrirse un poco. Pero cuando fuimos a hablar con ella, cuando tomamos esta foto, los dueños de esclavos todavía nos estaban amenazando por los lados. Realmente no se habían retirado. Estaba asustado. Estábamos asustados. Le preguntamos: "¿Estás preocupada, estás enojada?"

Ella dijo: "No, porque ahora hay esperanza. ¿Cómo no podríamos tener éxito, cuando personas como ustedes, de la otra parte del mundo, vienen aquí a apoyarnos?"

Bien, tenemos que preguntarnos, ¿Estamos dispuestos a vivir en un mundo con esclavitud? Si no actuamos, estamos dejando las puertas abiertas a que alguien tire de las cuerdas que atan la esclavitud a los productos que compramos y a nuestras políticas de gobierno. Además, si hay algo en lo que todos estamos de acuerdo, es que la esclavitud debe acabar.

Si hay una violación fundamental de nuestra dignidad humana que podamos catalogar como horrorífica es la esclavitud. Y tenemos que preguntarnos de qué sirve nuestro poder intelectual, económico y político. Y creo que poder intelectual hay en este salón, ¿si no lo podemos usar para acabar con la esclavitud? Creo que aquí hay suficiente poder intelectual para acabar con la esclavitud. ¿Y saben qué? Si no lo podemos hacer, si no podemos usarlo para acabar con la esclavitud, entonces hay una última pregunta, ¿Realmente somos libres? Muchas gracias. (Aplausos)