Evan Grant
1,066,103 views • 4:39

Soy un tecnólogo creativo y el foco de mi trabajo son las instalaciones públicas. Una de mis pasiones más fuertes es esta idea de explorar la Naturaleza, y tratar de encontrar datos ocultos en ella. Y me parece que existe un potencial latente en todas partes, a nuestro alrededor. Todo arroja datos de alguna clase, sea un sonido, un olor o una vibración. Y a través de mi trabajo he tratado de encontrar formas de aprovecharlo y descubrirlo. Y esto me lleva fundamentalmente a un tema llamado cimática. Bien, la cimática es el proceso de visualizar el sonido fundamentalmente haciendo vibrar un medio como arena o agua, como ven ahí.

Si echamos un vistazo a la historia de la cimática empezando por las observaciones de la resonancia, de Da Vinci, Galileo, del científico inglés Robert Hook, y luego de Ernest Chladni. Chladni experimentó usando una placa metálica, cubriéndola de arena, y luego doblándola, para crear las figuras de Chaldni que ven aquí a la derecha.

Luego, la siguiente persona que exploró este campo fue un caballero llamado Hans Jenny los años 70. Fue él quien inventó el término cimática. Y hoy, volviendo al presente, tenemos un colaborador mío, experto en cimática, John Stewart Reed. Amablemente ha recreado para nosotros el experimento de Chaldni. Lo que podemos ver aquí es la lámina de metal, esta vez conectada a un controlador de sonido, que es alimentado por un generador de frecuencias. Y a medida que aumentan las frecuencias, los patrones que aparecen en la placa se hacen más complejos. Como ven con sus propios ojos. (Aplausos)

Entonces, ¿qué me atrae de la cimática? Para mí la cimática es una herramienta casi mágica. Es como un espejo que muestra un mundo escondido. Y a través de las numerosas aplicaciones de la cimática podemos descubrir realmente la sustancia de lo que no vemos. Aparatos como el cimatoscopio, que pueden ver aquí, se han usado para observar científicamente los patrones cimáticos. Y la lista de aplicaciones científicas crece cada día.

Por ejemplo, en la oceonografía, se está creando un léxico del lenguaje de los delfines mediante la visualización de los rayos de sónar que emiten. Y ojalá que en el futuro seamos capaces de entender mejor cómo se comunican. También podemos usar la cimática para sanar y educar. Ésta es una instalación desarrollada con escolares. Hace un seguimiento de las manos. Y les permite controlar y colocar los patrones cimáticos y los reflejos que éstos provocan. También podemos utilizarla como una hermosa forma de arte natural.

Esta imagen proviene de un fragmento de la novena sinfonía de Beethoven ejecutada en un aparato cimático. Es un poco como verlo desde otra perspectiva. Y ésta es "Machine" de Pink Floyd en vivo en el cimatoscopio. También podemos usar la cimática como espejo de la Naturaleza. Y recrear realmente las formas arquetípicas de la Naturaleza. A la izquierda, por ejemplo, podemos ver un copo de nieve en su forma natural. Y, a la derecha, un copo de nieve creado cimáticamente. Y aquí hay una estrella de mar natural y otra cimática. Hay miles de ejemplos.

Entonces, ¿qué significa todo esto? Bueno, queda mucho por explorar. Es muy prematuro. No hay mucha gente trabajando en este campo. Pero piensen por un momento que el sonido sí tiene forma. Y hemos visto que puede afectar a la materia y darle forma. Entonces, demos un salto para pensar en la formación del Universo. Pensemos en el sonido inmenso de la formación del Universo. Y si nos ponemos a pensar en eso entonces tal vez la cimática tuvo una influencia en la formación del Universo mismo.

Y aquí hay un atractivo visual, de una serie de científicos aficionados y artistas de todas partes del mundo. La cimática es accesible para todos. Y quiero instar a todos los presentes a aplicar su pasión, su conocimiento y sus habilidades en áreas como la cimática. Y pienso que, colectivamente, podemos construir una comunidad global. Podemos inspirarnos mutuamente. Y podemos desarrollar esta exploración de la esencia de las cosas que no vemos. Gracias. (Aplausos)