Edith Widder
4,626,763 views • 8:38

El Kraken era una bestia tan aterrorizante que se decía que devoraba humanos, barcos y ballenas y que era tan grande que podía confundirse con una isla. Al evaluar los méritos de tales cuentos, probablemente sea sabio tener en mente que lo que vieron los viejos marinos, que las historias de mar solamente se diferenciaban de los cuentos de hadas en que los cuentos de hadas empiezan con "Había una vez". y las historias del mar empiezan con, "Estas no son pendejadas". (Risas)

Cada pez que se escapa crece más cada vez que se cuenta el cuento. Sin embargo, hay gigantes en el océano, y tenemos un vídeo que lo prueba, tal como lo vieron algunos de ustedes en el documental de Discovery Channel.

Yo fui una de los tres científicos de esta expedición que se llevó a cabo el verano pasado en Japón. La más pequeña soy yo. Los otros dos son Tsunemi Kubodera y Steve O'Shea.

Fui parte de este evento que ya es histórico gracias a TED. En 2010, hubo un evento de TED llamado "Misión Azul" celebrado abordo del Lindblad Explorer en Galápagos como parte del cumplimiento del deseo de Sylvia Earle de TED Hablé sobre una forma nueva de explorar el océano, uno que se enfoca en atraer a los animales en vez de ahuyentarlos. Mike deGruy fue otro de los invitados y habló con mucha pasión sobre su amor por el océano y también me habló sobre utilizar mi enfoque en algo en lo que él había estado involucrado desde hacia mucho tiempo: la búsqueda del calamar gigante. Fue Mike quien logró que me invitaran a la cumbre sobre el calamar, la reunión de especialistas en calamares en Discovery Channel que se realizó ese verano durante la Semana del Tiburón. (Risas)

Di una charla sobre inspección no invasiva y carnadas ópticas para calamares del fondo del mar en la que enfaticé la importancia de usar plataformas no invasivas y silenciosas para la exploración. Ese fue el resultado de cientos de inmersiones tirándome gases en la oscuridad utilizando estas plataformas, y me dio la impresión de que, cuando trabajaba en el submarino, veía más animales que cuando trabajaba en alguno de los vehículos de operación remota; aunque eso puede ser simplemente porque el submarino tiene un campo visual más amplio. Pero también me pareció haber visto más animales trabajando con el Tiburón que con el Ventana, dos vehículos que tienen el mismo campo visual pero distintos sistemas de propulsión.

Por eso, sospeché que debía tener algo que ver con el ruido que hacen. Así que coloqué un hidrófono en el fondo del océano, e hice que ambos navegaran a la misma velocidad y distancia y grabé el sonido que hacían. El Sea-Link Johnson —sonido de zumbido— el cual probablemente apenas escuchen aqui usa hélices eléctricas, muy, muy silenciosas. El Tiburón también usa hélices eléctricas. Es bastante silencioso, pero un poco más ruidoso. (Zumbido más alto) Actualmente la mayoría de los vehículos remotos de sumersión profunda usan hélices hidráulicas y suenan como el Ventana. (Pitido fuerte) Creo que eso debe espantar a muchos animales.

Así que para la búsqueda de calamares de las profundidades propuse usar una carnada óptica conectada a la plataforma de una cámara sin hélices ni motores, solamente una cámara con batería y la única iluminación viene de la luz roja que es invisible para la mayoría de los animales de los abismos marinos pues ellos están adaptados principalmente a ver el color azul Esto es visible a nuestros ojos, pero es el equivalente al infrarrojo en el abismo marino. Esta plataforma de la cámara, a la cual llamamos la Medusa, puede simplemente lanzarse desde la popa de un barco, conectada a un flotador en la superficie con más de 600 m de cuerda que flota pasivamente en las corrientes y la única luz visible para los animales de los abismos oceánicos seria la luz azul del anzuelo óptico el cual llamamos medusa electrónica, o e-medusa porque esta diseñado para imitar el despliegue de bioluminescencia de la medusa Atolla de las profundidades oceánicas.

Ahora, este molino de luz que produce el Atolla es conocido como una alarma contra robo de bioluminescencia y es una forma de defensa. La razón por la que la medusa electrónica funciona como una carnada no es porque el calamar gigante coma medusas, sino porque la medusa sólo recurre a producir dicha luz cuando está siendo engullida por un depredador y su única esperanza de escapar es quizá la de atraer la atención de un depredador más grande que ataque a su atacante y por lo tanto le brinda una oportunidad de escape. Es un grito de ayuda, un último intento de escape, que es una forma común de defensa en las profundidades del océano.

El enfoque funciona. Considerando que todas la expediciones anteriores han fallado en obtener algún destello de vídeo del gigante, nosotros obtuvimos seis, y el primero nos puso locos de emoción.

Edith Widder (en el vídeo): ¡Dios mio! ¿Es en serio? Otros científicos: ¡Oh, oh, oh! Eso estaba por ahí.

EW: Era como si se burlara de nosotros, haciendo una especie de danza de abanico, ahora me ven, ahora no me ven y tuvimos cuatro de estas apariciones juguetonas y despues de la quinta, vino y nos cautivó.

(Música) Narrador: (Hablando en japonés)

Científicos: ¡Oh pum! ¡Dios mio! ¡Vaya!

(Aplausos)

EW: El desnudo completo.

Lo que realmente me asombró fue la manera que subió sobre la e-medusa y después atacó la enorme cosa cerca a ella que creo confundió con el depredador que atacaba a la e-medusa.

Todavía más increíble fue la toma del Triton sumergible. Lo que no se mencionó en el documental de Discovery fue que la carnada para el calamar que el Dr. Kubodera usó, era un calamar espalda de diamante de un metro de largo que tenia un luz sujeta a él, un anzuelo para calamar del tipo que los pescadores de líneas largas usan, y creo que fue la luz la que atrajo al calamar gigante.

Ahora, lo que están viendo es la vista intensificada de la cámara bajo la luz roja y eso es todo lo que EL Dr. Kubodera pudo ver cuando el gigante entró en escena. Entonces él se emocionó tanto, que encendió su linterna porque quería ver mejor, y el gigante no escapó, así que se arriesgó a encender las luces blancas del sumergible, llevando a la legendaria criatura de los mitos a un vídeo de alta resolución. Fue algo absolutamente asombroso, y si este animal hubiera tenido sus tentáculos que le ayudan a comer intactos y extendidos completamente, hubiese alcanzado la altura de una casa de dos pisos.

¿Cómo pudo vivir algo tan grande en nuestros océanos y haber permanecido sin ser filmado hasta ahora? Solo hemos explorado el 5% de nuestros océanos. Quedan grandes descubrimientos todavía por hacer allá abajo, criaturas fantásticas que representan millones de años de evolución y posibles compuestos bioactivos que puedan beneficiarnos de maneras que ni podemos imaginar. Sin embargo, hasta ahora hemos gastado solo una pequeña fracción de dinero en la exploración del océano, en comparación con el gastado en la exploración del espacio. Nos hace falta una organización como la NASA para la exploración oceánica porque tenemos que explorar y proteger nuestro sistema de apoyo de vida aquí en la Tierra.

Tenemos que... gracias. (Aplausos)

La exploración es el motor que impulsa la innovación y la innovación impulsa el crecimiento económico. Entonces exploremos, pero hagámoslo de manera tal que no ahuyentemos a los animales, o, como dijo Mike deGruy alguna vez: "Si quieren escaparse de todo y ver algo que nunca hayan visto o tener la oportunidad de ver algo que no haya visto nadie, súbanse a un submarino". Él debió haber estado con nosotros en esta aventura. Lo echamos de menos. (Aplausos)