Diogo Silva
0 views • 20:32

(Vídeo) [Un mensaje del Alto Comisionado de Naciones Unidas para los Derechos Humanos] [El acertijo] (En inglés) ¿Qué existe en todas partes del mundo... se acepta y se celebra en algunos países... pero es ilegal en 76 países? ¿Qué se oculta por miedo a sufrir escarnio público, cárcel... tortura o, en siete países hasta... hasta pena de muerte? ¿Qué es lo que separa a las familias? ¿Qué hace que se cometan actos de violencia brutal a diario? ¿Qué simple característica hace que las personas sean tratadas como inferiores adonde quiera que vayan? ¿Qué es lo que echa a los jóvenes de su casa que acosa a los alumnos y los expulsa de la escuela y despide a los trabajadores sin preaviso? ¿Qué ha existido siempre en todos los países en su historia y que algunos aún consideran anormal? La respuesta: ser gay, ser lesbiana, bisexual o transexual. En todo el mundo, millones de personas sufren violencia y discriminación solo por ser quienes son. la Alta Comisionada de la ONU para DDHH: Todos los país están obligados por la Ley Internacional de Derechos Humanos a proteger a las personas homosexuales, lesbianas, bisexuales y transexuales de la tortura, la discriminación y la violencia. Secretario Gral. de la ONU: La ONU tiene un mensaje rotundo a los millones de personas LGBTI de todo el mundo: No están solas. No estás solo. Los derechos LGBTI son derechos humanos. Los derechos LGBTI son derechos humanos. Juntos construiremos un mundo Vamos a construir un mundo libre e igualitario. [Libres e iguales, Naciones Unidas contra la homofobia] (Fin del vídeo) Gracias a todos y a todas por recibirme. Como ya les han dicho, me llamo Diogo y vengo a hablar sobre la cuestión LGBTI. ¿Qué significa? Lesbianas, gays, bisexuales, transexuales e intersexuales. Este vídeo es de 2013. Fue la primera campaña global de la ONU para el tema LGBTI. Nunca antes había pasado. Para tener una noción, hasta 2011 no se hizo el primer informe de Naciones Unidas sobre la cuestión de los DDHH las personas LGBT. Por eso, estamos hablando de algo que, a nivel de política internacional y de derechos internacionales, es muy reciente. Por suerte, vivimos en un país, Portugal, donde se ha evolucionado drásticamente en los últimos diez años, por suerte. Por eso, quiero contar un poco cómo viví estas cuestiones. Todo empezó hace un poco más de diez años, yo tenía 16, cuando obviamente yo ya sabía que era gay, ya había salido de mi armario interior. Estaba en la fase de salir del armario ante los demás. Recuerdo perfectamente la frustración que sentía, al principio, cuando era más joven, cuando descubrí qué significaban las palabras "gay" o "maricón", pues yo también las usaba como insulto y no sabía que definían a las personas como yo. Recuerdo la frustración de niño, a los 11, 12 años, al oír a diario insultos que se referían a gente como yo. Ahora lo veo con distanciamiento, felizmente, Pero hubo un episodio, a los 16 años que me hizo emancipar y decir: "No quiero sentir esto nunca más". Estaba solo en casa y había un programa en la RTP2, no sé si se acuerdan Llamado "La revolución de los pasteles de nata". Cuento esto en mi entrevista en el diario Público, a finales del año pasado. Y, en ese episodio, estaban dos invitados: José Cid y Miguel Vale de Almeida, y José Cid aseveraba y dijo una frase en la que, categóricamente, dijo: "Las personas homosexuales que conozco son infelices, no son felices". Miguel Vale de Almeida, visiblemente incómodo, dijo: "Oiga, está Ud. siendo extremadamente maleducado, porque se refiere a personas como yo". Fue la primera vez que, en aquel pequeño televisor que tenía delante alguien asumió una característica como la que yo tenía. Fue la primera vez que un joven de 16 miró a la tele y pensó: "Ahí hay alguien igual a mí". Fue esa referencia, ese plantar cara a la homofobia, que no fue una homofobia directa, José Cid no estaba propiamente discriminando a los homosexuales. Estaba dando su opinión de una forma muy relajada, muy sutil, pero sin darse cuenta del impacto que podía provocar en un joven de 16 que lo estaba viendo. Y la actitud de Miguel Vale de Almeida, y yo de este lado de la pantalla, solito en mi salón, con miedo y completamente petrificado al ver aquello pensé para mí mismo y dije: "Nunca más quiero sentir esto". Y ahí comencé a actuar. Entonces yo aún estudiaba secundaria y decidí crear un movimiento para luchar por la implementación de la educación sexual Ese movimiento tenía un nombre retorcido. Obviamente, a los jóvenes nos gusta inventar cosas Se llamaba SEQSO. "Somos Estudantes y Queremos una Sexualidad sin Opresión". (Risas) Ese movimiento nació aquí, en Oporto. Después creció para Lisboa y Coímbra. Fue un movimiento fantástico, y disfruté mis años en secundaria. Después me independicé y fui a la universidad. Cuando me fui a la universidad creé otra asociación, también en Oporto. llamada "Centro Avanzado de Sexualidad y Afectos". Fue la asociación en la que pasé más tiempo, con sede en la calle Santa Catarina y casi conseguimos fundar el primer centro comunitario para cuestiones de minorías sexuales en la ciudad de Oporto. Por desgracia, no recibimos ningún tipo de apoyo, a pesar de los cinco años de existencia, y tuvimos que cerrar. Mientras, en 2012 traje a Portugal el proyecto estadounidense llamado "It Gets Better. Creé la filial de It Gets Better. Lo que hace It Gets Better es, nada más y nada menos, llevar esperanza a los jóvenes LGBTI. Y ahora, que estoy viviendo en Lisboa, tuve la brillante idea de fundar la primera asociación empresarial LGBTI de Portugal, llamada "Variaçoes" (Variaciones). La presentamos a principios de año y espero que, en el futuro, se hable mucho de ella. Básicamente, de lo que vengo a hablar hoy aquí es de dos cuestiones: orientación sexual y género. De esto vengo a hablar. Y vamos a comenzar por lo más fácil, por aquello que que todos creemos que sabemos. Después vamos a lo más difícil, lo que también creemos que sabemos, porque, para nosotros todo esto es muy básico, pero que, tal vez, no lo sepamos tan bien. Orientaciones sexuales: ¿Cuántas existen? Existe la que todos creemos mayoritaria y es la norma, es la orientación heterosexual. Después existe la bisexual. Y, finalmente, la homosexual. Esta podemos subdividirla en gays y lesbianas. ¿Por qué lo hacemos? Porque tenemos la noción de género, esto es, creemos en el binarismo de género, en que hay el género masculino y el género femenino. Y es cierto, en parte, porque el género no es algo tan sencillo. No existen solamente esos dos géneros. Al hablar de género, debemos entender de qué se compone nuestro género lo que nos define y lo que vemos que es nuestra identidad de género. Esto es uno de los componentes. Después hay la expresión de género, que es nuestra forma de expresarnos. Para explicarlo mejor: La identidad de género es lo que nuestro cerebro nos dice que somos. La expresión de género es cómo expreso mi género a los demás y como los demás me perciben. Y después tenemos el sexo biológico, toda esa cuestión biológica de los cromosomas, etc., que también es importante. Y también, para explicarlo mejor, quiero presentar un dibujo que creo que es la base para entender de qué estamos hablando. El autor de este dibujo es Sam Killermann Tiene tres conferencias en TEDx que les aconsejo que vean. Y él es el "Genderbread", o muñeco de género. Y aquí lo explica muy bien, muy detallado, lo que significa cada uno de estos componentes: qué es la identidad de género, qué es la expresión de género y qué es el sexo biológico. Y, después, dice qué es la orientación sexual: es la atracción sexual y la atracción romántica. Pues bien, voy a compartir con Uds. un poquito de mi intimidad y les voy a enseñar dónde encajo yo en este muñequito de género. Pienso que mi identidad de género no posee un componente muy femenino. Tiene algo, pero no mucho. Siento que mi identidad de género es más masculina. Me siento más cómodo en eso que definimos como género masculino. Mi expresión de género contiene algunos gestos míos un poco femeninos. Sí, venga. Por eso creo que es un poco mayor mi expresión de género que mi identidad de género en el componente femenino. Y el componente masculino creo que es el más presente. A nivel de sexo biológico, no tengo un componente muy femenino, no tengo ninguno, pero tengo una fuerte presencia del sexo biológico masculino. (Risas) Sobre la cuestión de la orientación sexual - y, en este caso, subdividiendo en dos: la atracción sexual y la romántica - la atracción sexual por mujeres es inexistente. Pido disculpas, chicas. (Risas) Y, por los hombres, siento gran atracción sexual por ellos. Es verdad. Perdón, mamá. Ya sé, ya sé, perdona. En cuanto a la romántica, la sentí por mujeres. Una o dos, como mucho. Es por los hombres que siento más atracción romántica. Este es el muñeco en que creo que encajo. Pero, como pueden ver, hay múltiples posibilidades. Hay posibilidades de que yo sienta que mi género es masculino y femenino al mismo tiempo, como también sentir que no siento ninguna identidad masculina o femenina. Por eso podemos extraer varias analogías. Les puedo decir que el género es tan diverso como el número de personas que están en esta sala. Hay mil y una formas y mil y una características de género. Por eso, creo que es muy importante que nos quedemos con esta idea: Orientación sexual es una cosa, identidad de género es otra, expresión de género es otra y sexo biológico es otra. Y después, a partir de eso, muchas veces el sexo biológico no encaja con la identidad de género por lo que existen personas transexuales e intersexuales. Es bueno que haya este silencio, porque quizás todos ahora nos digamos: "Tal vez, esas cosas no son tan sencillas como creía". Esto es un impacto social, porque vivimos en sociedad y la sociedad existe. La sociedad... hay una historieta que me encanta, que es esta, es un mundo limitado, muchas veces, de niños, siempre creemos que estamos en un mundo muy limitado, y los padres dicen: "no, debemos aceptar las cosas como son, nuestros amigos, no sé lo qué.

Pero esto es una frustración que a veces sentimos en la adolescencia y que no notamos y a veces continúa toda la vida. pero decimos: "no, estás viendo las cosas al revés". Y nosotros decimos: "vaya, quizás sea verdad, quizás yo esté viéndolo al revés". "Eso, los demás tienen razón, tú eres el que no la tiene". Pero nosotros no aguantamos. No aguantamos y a veces se nos sale la rabia, salimos de nuestra zona de confort, lo que asusta a mucha gente. Y sucede una cosa que es algo que se rompe, se abre una brecha en nuestro mundo. Y nosotros, muchas veces, cuando vemos esa brecha, no queremos ver a través de ella retrocedemos, no sabemos lo que es. Olvidamos que hay mundo más allá de esa caja y que a veces nuestras cajas son tan pequeñas que no conseguimos salir de ellas, y nuestro recelo es tan grande que no conseguimos hacer nada. Por eso fue tan importante eso que me pasó a los 16 años. Pero muchos de Uds., quizás, están aquí y no son LGBTI, no se identifican: "¿Cómo puedo ayudar?" Bien, lo importante es ser consciente de los privilegios. Yo sé cuáles son mis privilegios. Y sé que el hecho de que mi orientación sexual no era algo explícito era un adolescente, era un crío, no me podía disfrazar, ¿qué iba a decir? Obviamente, yo era gay. Pero ahora creo que no es algo se se perciba de inmediato. y eso es muy importante en la cuestión del privilegio. Reconozco que soy privilegiado por ser hombre. Existe una cuestión de privilegio. Percibir la existencia de reglas implícitas, que son esas reglas que la sociedad nos impone, que nos mete en una caja. No rehuir a la comunicación Para nosotros, personas LGBT, y para los derechos humanos, es muy importante tener aliados. personas que no tengan miedo de aliarse con las causas y ser relacionadas con ellas. a pesar de no tener nada que ver personalmente con las mismas. Y ser portavoz, no tener miedo a ser una voz activa por la implementación de derechos y de igualdad. Y, con estos componentes, conseguimos el cambio social. El cambio social se hace de tres formas, en mi opinión. Legal. Estamos a 14 de abril de 2018. Ayer tuvimos un cambio legal inaudito en nuestro país: volvemos a estar en la vanguardia de los derechos humanos LGBTI. Definimos que alguien, para cambiar de género para cambiar su expresión de género en el documento de identificación, no necesita un proceso lento, basta con solicitarlo. Supone una libertad para las personas transexuales e intersexuales que muchos no percibimos, pero que tiene gran impacto en sus vidas. Más allá de eso está el componente económico. Hay una razón por la que fundé una asociación empresarias LGBTI. Porque si la ONU dice que es difícil discriminar a alguien a quien conocemos y con quien nos identificamos, yo puedo decir que es más difícil discriminar a alguien que nos hace ganar dinero. Y el mercado LGBTI , en el área específica del turismo, está creciendo muchísimo y hace ganar mucho dinero. Basta echar un vistazo a la capital del país vecino, Madrid, donde el mayor evento de la ciudad de Madrid es el Desfile del Orgullo. Anualmente convoca a más de dos millones de personas. El año pasado, Madrid tuvo la edición del WorldPride y más de tres millones de personas durante una semana en la ciudad, así como un impacto financiero de 500 millones de euros. Y política. Cuando hablo de política me refiero a política social, políticas públicas, políticas que hacen cambiar las reglas. Una cosa sencilla. En las escuelas hablamos mucho de acoso y discriminación, pero siempre olvidamos referirnos a una de las principales formas de acoso que es el acoso homófobo y el acoso basado en la cuestión de la orientación sexual, a pesar de que los estudios dicen que representa el 40% del acoso en general. Pero solamente existe un modo de promover un cambio social positivo, en mi opinión, que es la esperanza, dar esperanza a las personas, originar formas para que las personas se identifiquen. y es eso lo que intento hacer, con proyectos como este. (Vídeo) [Ya mejoró] En mi infancia era bastante diferente de mi hermana gemela. Me gustaba muchísimo jugar con los coches, aviones de juguete, montar las pistas de coches los domingos con mi padre, ver Fórmula 1, jugar al fútbol. Siempre tenía un balón bajo el brazo. Lo que más recuerdo era el sentimiento de que yo era diferente, una criatura difernte. Mi madre muchas veces dice que yo renací. Cumplo años el 6 de marzo y obtuve la nueva documentación en octubre. Mi madre casi ya no celebra mi cumpleaños en marzo. Lo celebra en octubre, porque dice que fue cuando nací. Este año, cumplí 34 años, y ella dice que hice solo 4 años. Porque lo que es fabuloso en nuestra vida es que la gente, al juzgar lo que conoce, de repente surgen cuestiones que hacen que la gente diga: "Fíjate, nunca pensé en esto. Nunca sentí esta emoción". El que seas lesbiana no significa que no seas capaz de tener éxito en la vida. Siento que por fin estoy en paz, consigo vivir mi vida tranquilamente. Tengo más confianza... Mi madre era una persona con un corazón tan grande que, aunque le resultara difícil aceptar porque veía un futuro diferente para su hijo, no le interesaba tanto comprender el por qué. Lo que de verdad le importaba era: "Él es feliz". Cuando miro atrás veo que mi vida mejoró. Todo lo que hice mereció la pena para ser más feliz. Creo que el secreto está en que te aceptes. Porque al aceptarte los demás también lo harán. No, no es la orientación sexual lo que me define. Es mi integridad, mi respeto y mi libertad, ¿no cree? Y, al tener presentes esos factores en mi vida, nadie me va a desestabilizar. Pero ahora sí, siento que desde que inicié el proceso, nació una persona totalmente nueva dentro de mí, una persona llena de vitalidad, que adora a la vida y a los demás. Mi vida entera realmente ya ha mejorado, pero, es obvio que aún me quedan muchas cosas que me gustaría hacer. Creo que hoy me siento muy... Me gustaría que mucha gente se sintiera como yo me siento. (Fin del vídeo) Es trasmitir esperanza a los jóvenes LGBTI lo que el proyecto It Gets Better, Todo va a mejorar, hace en su red de socios. Tengo el privilegio de ser el coordinador europeo de este proyecto, y quiero terminar con una frase que me inspira, de una política alemana de principios del siglo pasado, que dice: "Por un mundo donde seamos socialmente iguales, humanamente diferentes y totalmente libres". Gracias. (Aplausos)