Charles Limb
1,386,792 views • 16:31

Soy un cirujano que estudia la creatividad y nunca he tenido un paciente que me haya dicho "Quiero que sea creativo durante la cirugía". Entonces supongo que hay algo de ironía en eso. Debo decir, sin embargo, que haber hecho muchas cirugías es, de algún modo, similar a tocar un instrumento musical. Para mí, esta especie de profunda y eterna fascinación por el sonido es lo que me llevó a ser cirujano y a la vez a estudiar la ciencia del sonido; en particular la música. Por eso en los próximos minutos voy a tratar de hablarles sobre mi carrera en términos de mi capacidad para intentar estudiar música y de esforzarme realmente por abordar estas capacidades creativas del cerebro. Realicé mucho de este trabajo en la Universidad Johns Hopkins pero también en el Instituto Nacional de Salud (INS), donde estuve antes. Voy a repasar algunos experimentos científicos y a tratar de discutir 3 experimentos musicales.

Voy a empezar reproduciendo un video. Es un video de Keith Jarrett, conocido por sus improvisaciones de jazz y probablemente el ejemplo emblemático, el más conocido, de alguien que lleva la improvisación a niveles altísimos. Es capaz de improvisar conciertos enteros, así de repente, y jamás repetirlo exactamente de la misma manera. Por eso, como forma de intensa creatividad, creo que es un gran ejemplo. Entonces, ¿por qué mejor no vemos el video?

(Música)

Lo que pasa ahí es realmente notable, una cosa impresionante. Siempre que como oyente, como seguidor, escucho eso me quedo asombrado. Pienso: ¿cómo puede ser posible? ¿Cómo puede el cerebro generar tanta información, tanta música, de forma espontánea? Así que sostengo esta idea, de manera científica, de que la creatividad artística es mágica, pero no es magia. Lo que significa que es un producto del cerebro. No hay muchas personas con muerte cerebral que creen arte. Por eso con esta noción de que la creatividad artística en realidad es un producto neurológico, sostuve la tesis de que podríamos estudiarlo del mismo modo que cualquier otro proceso neurológico complejo. Y ahí puse algunas sub-preguntas: ¿Puede estudiarse realmente la creatividad científica? Creo que esa es una buena pregunta. Y les diré que la mayoría de los estudios científicos de la música son muy densos. Y cuando uno los analiza es muy difícil reconocer la música en ellos. De hecho, no parecen ser para nada musicales y pierden toda noción de música.

Y eso nos lleva a la segunda pregunta: ¿Por qué los científicos deberían estudiar la creatividad? Quizá no seamos las personas correctas para hacerlo. Bueno, puede ser, pero he de decir que desde un punto de vista científico hoy hablamos mucho de la innovación, de la ciencia de la innovación, lo que comprendemos sobre la capacidad del cerebro para innovar está en pañales. En verdad, sabemos muy poco sobre nuestra capacidad creativa. Así que creo que vamos a ver, en los próximos 10, 20, 30 años, vamos a ver brotar y florecer una ciencia real de la creatividad. Porque ahora tenemos nuevos métodos que nos pueden permitir tomar procesos como esta improvisación compleja de jazz y estudiarla con rigor. Así que ahora metámonos con en el cerebro. Todos tenemos un cerebro notable que conocemos muy poco, por no decir otra cosa. Creo que los neurocientíficos tienen muchas más preguntas que respuestas. Y yo mismo no voy a darles hoy muchas respuestas sino que voy a hacer muchas preguntas.

Fundamentalmente es esto lo que hago en mi laboratorio. Preguntarme cosas como qué está haciendo este cerebro para permitirnos hacer esto. Este es mi método principal, conocido como resonancia magnética funcional. Si han estado en un equipo de resonancia magnética, es muy parecido, pero este está equipado de manera especial para que no solo tome fotos del cerebro sino que también tome fotos de las zonas activas del cerebro. La manera de hacerlo es la siguiente: hay algo que se llama técnica BOLD que muestra el nivel de oxígeno en sangre. Cuando uno está en un escáner de resonancia magnética está en un gran imán que alinea nuestras moléculas en ciertas zonas. Cuando una zona del cerebro está activa, es decir, una zona neuronal está activa, se desvía el flujo de sangre a esa zona. Ese flujo sanguíneo causa un aumento de sangre local en esa zona con un cambio en la concentración de desoxihemoglobina. La resonancia magnética detecta la desoxihemoglobina pero no la oxihemoglobina. Así que mediante este método de inferencia medimos el flujo sanguíneo, no la actividad neuronal. Decimos que una zona del cerebro que está recibiendo más sangre estuvo activa durante una tarea en particular. Ese es el quid de la resonancia magnética funcional. Y se ha usado desde los años 90 para estudiar procesos muy complejos.

Ahora voy a repasar un estudio que hice del jazz en el escáner de resonancia. Hice esto en colaboración con un colega, Alan Braun, en el INS. Este es un video corto de cómo surgió este proyecto.

(Video) Charles Limb: Este es un teclado MIDI de plástico que usamos para los experimentos de jazz. Es un teclado de 35 teclas diseñado para adaptarse al interior del escáner; está libre de magnetismo, produce mínima interferencia en cualquiera de los artefactos y tiene este almohadón para colocarlo en las piernas del pianista mientras se encuentra acostado en el escáner, tocando boca arriba. Y funciona así: en realidad no produce ningún sonido. Envía lo que se llama una señal MIDI, una interfaz digital de instrumentos musicales, a través de estos cables hacia la caja y de ahí a la computadora para luego emitir música de alta calidad como esta.

(Música)

(Música)

CL: Bueno, funciona. Así que con este teclado de piano tenemos un medio para estudiar un proceso musical. Entonces, ¿qué hacemos ahora que tenemos este genial teclado? Uno no puede decir simplemente "Perfecto, tenemos el teclado". Hay que proponer un experimento científico. Así que el experimento realmente se basa en lo siguiente: ¿Qué sucede en el cerebro con algo memorizado que se ha practicado mucho y qué sucede en el cerebro con algo generado espontáneamente, o improvisado, que se ensambla mecánicamente en términos de la motricidad sensorial de bajo nivel?

He aquí lo que llamamos los paradigmas. Hay un paradigma de escala, que consiste en tocar una escala de arriba abajo, memorizada. Y luego está la improvisación en la escala -negras, con metrónomo, a la derecha- científicamente muy segura, pero musicalmente muy aburrida. Y luego está el de abajo, que se llama el paradigma de jazz. Lo que hicimos fue llevar músicos profesionales del jazz al INS y les pedimos que memorizaran esta pieza musical de la parte inferior izquierda -que es la que me oyeron tocar- y luego que improvisaran exactamente la misma progresión armónica. Y si hacemos clic en el ícono de sonido de la derecha escuchamos un ejemplo de lo que se registró en el escáner.

(Música)

Así que al final no es el medio más natural pero pueden tocar música real. He escuchado ese solo 200 veces y todavía me gusta. Y los músicos al final se sintieron cómodos. Entonces, primero medimos la cantidad de notas. ¿Tocaban muchas más notas cuando improvisaban? No era eso lo que estaba pasando. Después miramos la actividad cerebral. Voy a tratar de resumirles esto. Estos son mapas de contraste que muestran sustracciones entre lo que cambia cuando uno improvisa y lo que uno hace cuando memoriza. En rojo está la zona que se activa en la corteza prefrontal, el lóbulo frontal del cerebro. Y en azul está la zona que se desactiva. Y tuvimos este foco de actividad llamado corteza prefrontal media que registró mucha actividad. Tuvimos esta otra amplia zona llamada corteza prefrontal lateral que registró muy poca actividad, y aquí se lo voy a resumir.

Se trata de zonas multifuncionales del cerebro. Como me gusta decir, estas no son las «zonas de jazz» del cerebro. Hacen un montón de cosas que tienen que ver con la auto-reflexión, la introspección, la memoria de trabajo, etc. En realidad la conciencia se asienta en el lóbulo frontal. Pero tenemos esta combinación de una zona que se cree que participa en el autocontrol que se apaga, y esta zona que se cree que es autobiográfica o autoexpresiva, que se enciende. Y pensamos, al menos en este estudio preliminar... Es un estudio. Probablemente esté equivocado. Pero es un estudio. Pensamos que es al menos una hipótesis razonable que para ser creativos tengamos que tener esta rara disociación en el lóbulo frontal. Una zona que se encienda y otra gran zona que se apague para no estar inhibido, para estar dispuesto a cometer errores, para no estar constantemente rechazando todos estos nuevos impulsos generativos. Ahora mucha gente sabe que la música no es siempre una actividad en solitario; a veces se hace comunicativamente.

Entonces la siguiente pregunta era: ¿Qué sucede en un experimento de jazz cuando los músicos se ponen a intercambiar secuencias musicales en algo llamado "intercambio de 4 compases", algo que hacen habitualmente? Este es un blues de 12 compases. Aquí lo he dividido en grupos de 4 compases para que sepan cómo se intercambian. Lo que hicimos fue meter a un músico en el escáner, igual que antes, le pedimos que memorizara esta melodía y luego pusimos a otro músico en la sala de control para que intercambiaran recíprocamente, de manera interactiva.

Este es el músico Mike Pope, uno de los mejores bajistas del mundo y un pianista excepcional. Ahora está tocando la pieza que ya vimos, un poco mejor de lo que yo la escribí.

(Video) CL: Mike, entra. (Hombre: Que la fuerza te acompañe). Enfermera: No hay nada en los bolsillos, ¿cierto Mike? Mike Pope: No, no hay nada en mis bolsillos. (Enfermera: Bien).

CL: Hay que tener la actitud correcta para acceder a esto. (Risas) Realmente es divertido. Entonces, ahora nos estamos respondiendo el uno al otro. Ahí está. Pueden ver sus piernas allí. Y luego estoy yo en la sala de control respondiéndole.

(Música)

(Video) Mike Pope: Es una representación bastante buena de lo que realmente es. Lo bueno es que no es demasiado rápido. El hecho de repetirlo una y otra vez te permite aclimatarte al entorno. Lo más difícil para mí fue lo kinestésico, mirar mis manos a través de 2 espejos, acostado boca arriba, sin poder mover nada salvo mi mano. Fue un desafío. Pero, de nuevo, hubo momentos, claro, hubo momentos de interacción real, como Dios manda, claro.

CL: En este punto voy a tomarme un momento. Lo que están viendo aquí -y estoy cometiendo un pecado capital de la ciencia- son datos preliminares. Son datos de un sujeto. De hecho, son datos de Mike Pope. ¿Qué les estoy mostrando? Cuando estábamos intercambiando compases, improvisado versus memorizado, se iluminaron las zonas del lenguaje, su área de Broca, que es la circunvolución inferior frontal de la izquierda. Pasaba lo mismo con su homólogo de la derecha. Se cree que esta zona participa en la comunicación expresiva. Toda esta noción de que la música es un lenguaje después de todo quizá haya una base neurológica de esto, y podemos verlo cuando dos músicos mantienen una conversación musical. Hasta ahora lo hemos hecho en ocho sujetos y estamos reuniendo todos los datos. Así que espero que tengamos algo significativo que decir.

Ahora, pensando en la improvisación y en el lenguaje, ¿qué sigue? El rap, por supuesto, el rap de estilo libre. Siempre me ha fascinado el estilo libre. Continuemos reproduciendo este video.

(Video) Mos Def: ♫ ...de piel morena soy, de 5 a 10 estoy ♫ ♫ con mi melodía, en tu cercanía ♫ ♫ todo estilo y energía, reconozco simetría ♫ ♫ di algo que me moleste, lo quiebro químicamente ♫ ♫ no es el 10 M.C., cuéntame que no lo sé ♫ ♫ con el 'look' de Kennedy, se hace tarde y yo no fui ♫ ♫ cuando digo que yo estoy, ellas dicen "yo me voy" ♫

CL: Hay mucha analogía entre lo que sucede en el rap de estilo libre y en el jazz. De hecho hay mucha correlación entre los dos estilos musicales aunque en diferentes períodos de tiempo. Desde varios ángulos, el rap cumple la misma función social que solía tener el jazz. ¿Cómo estudiar el rap de manera científica? Mis colegas piensan que estoy loco pero yo creo que es muy viable. Lo que hacemos es lo siguiente: les pedimos a unos artistas de estilo libre que vengan y memoricen un rap que les escribimos y que nunca han oído antes, y luego les pedimos que canten libremente. Dije en mi laboratorio que iba a rapear para TED y me dijeron: «No, no lo harás». Y luego pensé...

(Aplausos)

Esta es la idea: con esta pantalla gigante todos pueden rapear conmigo, ¿sí? Así que lo que les pedimos fue que memorizaran este ícono de sonido de la izquierda. Esta es la condición de control. Esto es lo que memorizaron.

(Computadora: Memoria Golpe) CL: ♫ Golpe de un latido, de modo repetido ♫ ♫ El ritmo y la rima, al todo ya me arriman ♫ ♫ Sublime es la subida si el público me mira ♫ ♫ Mis rimas te golpean y atónito te dejan ♫ (Busco) ♫ Buscando eternamente la verdad que te aqueja ♫ ♫ La moda no es lo mío, ves cómo voy vestido ♫ ♫ Palabras alocadas, en mi cabeza ancladas ♫ ♫ Canciones susurradas que a mí no se me escapan ♫ (Arte) ♫ El arte de descifrar lo que tú puedas pensar ♫ ♫ Poder yo escuchar a la libertad ♫ ♫ Palabras fatales como lluvias torrenciales ♫ ♫ Necesito un «locólogo» que mire en mi coco ♫

(Aplausos)

Les garantizo que no va a volver a suceder.

(Risas)

Lo bueno de estos raperos de estilo libre es que se les dan distintas palabras. No saben lo que va a venir, van a escuchar algo sacado de la manga. Continuemos haciendo clic en el ícono derecho. Van a escuchar estas 3 palabras encuadradas: 'como', 'no' y 'cabeza'. No saben lo que va a venir.

(Como) Rapero: ♫ Soy «como» una especie ♫ ♫ de escena celestial o un extraterrestre ♫ ♫ Meditando en las pirámides solía pasar los días ♫ (Cabeza) ♫ Con dos micrófonos rondando en mi «cabeza» ♫ ♫ A ver si todavía canto mi melodía ♫ ♫ Te veo sonriente ♫ ♫ Enseño a los niños del fondo de la clase ♫ ♫ el mensaje apocalíptico ♫ (No) ♫ «No» el de verdad, uno mucho más simple ♫ ♫ [...] instrumental ♫ ♫ perjudicial, jugando a Súper Mario ♫ ♫ [...] cajas [...] hip hop ♫

CL: De nuevo, lo que está sucediendo es algo increíble. Se está haciendo algo neurológicamente notable. Que les guste esta música o no es irrelevante. Desde el ángulo creativo es algo fenomenal. Este es un video breve de cómo trabajamos con el escáner. [Resonancia del hip hop] (Risas)

(Video) CL: Aquí estamos con Emmanuel.

CL: Por cierto, esto fue grabado en el escáner.

(Video) CL: Allí está Emmanuel en el escáner. Memorizó una rima para nosotros.

Emmanuel: ♫ Golpe de un latido, de modo repetido ♫ ♫ El ritmo y la rima, al todo ya me arriman ♫ ♫ Sublime es la subida si el público me mira ♫ ♫ Mis rimas te golpean y atónito te dejan ♫ ♫ Buscando eternamente la verdad que te aqueja ♫ ♫ La moda no es lo mío, ves cómo voy vestido ♫

CL: Bueno, voy a parar aquí. Entonces, ¿qué es lo que vemos en su cerebro? Bueno, son 4 cerebros de raperos en realidad. Lo que vemos son zonas del lenguaje que se encienden pero luego, ojos cerrados, cuando comparamos improvisación y memorización, se ve que se encienden grandes áreas visuales. Hay mayor actividad del cerebelo implicada en la coordinación motora. Hay más actividad cerebral cuando se trata de tareas análogas que cuando una tarea es creativa y la otra es de memorización. Es muy preliminar pero creo que es genial.

Para terminar, tenemos muchas preguntas que hacernos. Y como dije antes, vamos a plantear preguntas, no a responderlas. Pero queremos llegar a la raíz del genio creativo en términos neurológicos. Y creo que con estos métodos nos estamos acercando a eso. Y creo que con suerte en los próximos 10, 20 años, vamos a ver casos reales, estudios significativos diciendo que la ciencia tiene que ponerse al día con el arte y tal vez eso esté comenzando ahora.

Quiero darle las gracias por su tiempo. Se lo agradezco.

(Aplausos)