Ameenah Gurib-Fakim
1,084,207 views • 14:12

Es un gran privilegio para mí trabajar en una de las zonas del mundo, de gran concentración de biodiversidad: las Islas Mascareñas en el Océano Índico. Estas islas, las Mauricio, Rodrigues y Reunión junto con la isla de Madagascar, están bendecidas con plantas únicas que no existen en ningún otro lugar del mundo. Y hoy les hablaré de cinco de ellas y de sus características particulares y del por qué estas plantas son tan únicas. Echen un vistazo a esta planta. La llamo benjoin como en la lengua vernácula, y el nombre botánico es Terminalia bentzoe, una subespecie bentzoe. Esta subespecie es endémica de la Isla Mauricio, y su característica particular es su heterofilia. ¿Qué quiero decir con heterofilia? Es que la misma planta posee hojas que son de diferentes formas y tamaños. Ahora, estas plantas han evolucionado de forma muy diferente que las continentales, y dentro de sus ecosistemas específicos. A menudo, estas características particulares han evolucionado como respuesta a la amenaza que presenta la fauna local, en este caso, el apacentamiento de las tortugas. Se sabe que las tortugas tienen problemas de visión, y por ello tienden a evitar las plantas que no reconocen. Así esta lámina evolutiva protege la planta contra estos animales preciosos, y la protege y, por supuesto, garantiza su supervivencia. Ahora la pregunta que probablemente se estén haciendo es, ¿por qué ella nos cuenta estas historias? La razón de ello es que tendemos a pasar por alto la diversidad y la variedad del mundo natural. Estos hábitats particulares son únicos y son sede de una gran cantidad de plantas. No nos damos cuenta de lo valiosos y preciosos que son estos recursos, y, entonces, por nuestra despreocupación, seguimos destruyéndolos. Todos estamos familiarizados con el impacto macro de la urbanización, el cambio climático, la explotación de recursos, pero cuando esa última planta —o animal para el caso— cuando este último espécimen haya desaparecido de la faz de la Tierra, habremos perdido todo un subconjunto de la biología de la Tierra, y con él, plantas importantes con potencial medicinal o que podría tener ingredientes aplicables a la cosmética, a la nutrición, a la farmacéutica, y a, incluso, los campos de la etno-veterinaria, que se perderán para siempre. Y aquí tenemos un ejemplo fundamental del dodo icónico, de la Isla Mauricio, y, por supuesto, sabemos que hoy es un símbolo de la extinción. Sabemos que las plantas desempeñan un papel fundamental. Bueno, en primer lugar, que nos alimentan y también nos dan el oxígeno que respiramos, pero las plantas son también la fuente de importantes ingredientes biológicamente activos que deberíamos estudiar atentamente, porque las sociedades humanas a lo largo de los milenios, han desarrollado un conocimiento importante, tradiciones culturales, y recursos medicinales importantes basados en plantas. He aquí un punto de datos: El 1,4 % de toda la superficie de la Tierra es el hogar del 40 % de las especies de plantas superiores, el 35 % de las especies de vertebrados, y este 1,4 % representa las 25 zonas del mundo, de gran concentración de biodiversidad. Y este 1,4 % de toda la superficie de la Tierra ya proporciona el 35 % de los servicios de los ecosistemas de los que dependen personas vulnerables. Y como se puede ver, la isla de Mauricio donde trabajo y donde vivo, es un zona de gran concentración de biodiversidad, y yo estudio plantas únicas de la isla por sus aplicaciones biomédicas. Ahora, retornamos de nuevo a la primera planta que mostré, aquella por supuesto, con hojas de formas y tamaños diferentes, la terminalia bentzoe, una subespecies bentzoe, una planta que solo existe en la Isla Mauricio. Ahora, la gente del lugar, usa una cocción de las hojas contra enfermedades infecciosas. Ahora nuestro trabajo consiste en la validación científica de esta información tradicional, que ha mostrado precisamente la actividad del extracto de hoja, una potente actividad, contra una amplia gama de bacterias que podrían ser patógenos para los humanos. ¿Podría, entonces, esta planta ser la respuesta a la resistencia a los antibióticos? Se ha demostrado que la resistencia a los antibióticos es un gran reto a nivel mundial. Pero mientras no podamos estar seguros, una cosa está clara, no queremos que esta planta desaparezca. Pero la dura realidad es que esta planta en particular está, de hecho, considerada ser vulnerable en su hábitat natural. Esto me lleva a otro ejemplo. Este arbusto aquí se llama Baume de l'ile placa en la lengua vernácula. El nombre botánico es psiadia arguta. Es una planta rara, endémica de la Isla Mauricio. Solía crecer en el continente, pero debido a las puras presiones de la urbanización fue expulsada de la parte continental, y hemos podido recuperarla de su casi extinción mediante el desarrollo de plantas in vitro que ahora crecen en la naturaleza. Tengo que señalar algo de inmediato y es que no todas las plantas se pueden desarrollar in vitro. Mientras que los humanos somos felices en nuestra zona de confort, estas plantas también necesitan que su ecosistema sea preservado, ya que plantas endémicas no reaccionan no reaccionan a los cambios muy severos en su ecosistema, y, sin embargo, sabemos cuáles son los retos que el cambio climático, por ejemplo, presenta para estas plantas. Ahora, la gente del lugar utiliza de nuevo las hojas en la medicina tradicional contra los problemas respiratorios. Nuestro trabajo de laboratorio preliminar sobre el extracto de la hoja ha demostrado que precisamente estas hojas contienen ingredientes muy cercanos, en términos de estructuras, estructuras químicas, a los medicamentos que se venden en la farmacia contra el asma. Entonces, quién sabe cómo la humanidad se beneficiará cuando esta planta decida revelar todos sus secretos. Yo procedo del mundo en desarrollo en el que siempre se nos desafía con este tema de la explosión demográfica. África es el continente que es cada vez más joven, y cada vez que se habla de la explosión demográfica, se habla de la cuestión de la seguridad alimentaria como si fuera la otro cara de la misma moneda. Ahora esta planta aquí, el baobab, podría ser parte de la respuesta. Es una planta alimentaria despreciada, infrautilizada. Define el paisaje de África Occidental, donde se conoce como el árbol de la vida, y más tarde diré por qué los africanos consideran que es el árbol de la vida. Ahora, curiosamente, hay muchas leyendas que asociadas a esta planta. Debido a su gran tamaño, estaba destinada a gobernar sobre las plantas inferiores, así que a Dios no le gustó esta arrogancia, la desarraigó plantó al revés, por eso su forma particular. Y si nos fijamos en este árbol nuevo dentro del contexto africano, en África occidental, se conoce como el árbol de la palabra, porque desempeña grandes funciones sociales. Bien, si tienen un problema en la comunidad, reunidos bajo el árbol de la palabra con los jefes o los miembros de una tribu sería sinónimo de intentar encontrar una solución a este problema en particular, y también para reforzar la confianza y el respeto entre los miembros de la comunidad. Desde el punto de vista científico, hay ocho especies de baobabs en el mundo. Hay uno de África, uno de Australia, y seis son endémicas a la isla de Madagascar. El que yo les he mostrado es uno de África, Adansonia digitata. La flor, esta hermosa flor blanca, se abre por la noche, y es polinizada por murciélagos, y da lugar a la fruta que es curiosamente conocida como pan de mono. Los monos no son estúpidos. Saben lo que es bueno para ellos. Ahora, si se abre el fruto del baobab, verá una, pulpa harinosa de color blanco, que es muy rica en nutrientes y tiene proteína, más proteína que la leche humana. Sí, han oído bien: más proteína que la leche humana. Y esta es una de las razones por las las empresas de nutrición de este mundo, que están buscando esta fruta para proporcionar lo que conocemos como alimentos reforzados. Las semillas dan un aceite, un aceite muy estable muy buscado por la industria cosmética para producir lociones corporales, por ejemplo. Y si nos fijamos en el tronco, el tronco, por supuesto, un guardián del agua, que a menudo la recoge un viajero sediento, y las hojas se utilizan en la medicina tradicional contra las enfermedades infecciosas. Se puede ver ahora por qué los africanos lo consideran ser el árbol de la vida. Es una planta completa, y de hecho, en el gran tamaño de estos árboles se esconde un enorme potencial, no solo para la industria farmacéutica, la alimenticia y la cosmética. Lo que les he mostrado aquí es solo la especie de África, Adansonia digitata. Tenemos seis especies aún en Madagascar, y aún no sabemos cuál es el potencial de esta planta, pero una cosa que sabemos es que la flora se considera en peligro de extinción. Dejen que les lleve a África de nuevo, y presentarles una de mis favoritas, la planta de la resurrección. Ahora aquí verán que incluso Jesús tiene competencia. (Risas) Ahora, esta planta ha desarrollado aquí notable tolerancia a la sequía, lo que le permite soportar hasta el 98 % de deshidratación durante un año sin daño, y, sin embargo, puede regenerarse casi completamente durante la noche, en 24 horas y florece. Ahora, nosotros, los seres humanos, estamos siempre buscando el elixir de la juventud. No queremos a envejecer, y con razón. ¿Por qué deberíamos hacerlo, si uno se lo puede permitir? Y esto le da una indicación de cómo la planta era antes. Ahora, si uno es un jardinero inexperto, lo primero que hará al ver el jardín es arrancar esta planta, porque está muerta. Pero si se riega, esto es lo que sucede. Absolutamente increíble. Si nos fijamos en nuestro proceso de envejecimiento, este proceso es de hecho la pérdida de agua de la epidermis superior, formando arrugas como lo sabemos, sobre todo las mujeres, somos muy conscientes de esto. Y esta planta, de hecho, tienen los químicos cosméticos, ingredientes muy importantes que son, en realidad, la búsqueda de formas para ralentizar el proceso de envejecimiento y, al mismo tiempo, reforzar las células contra el ataque de las toxinas ambientales. Y hasta aquí estos cuatro ejemplos Yo solo les he dado tan solo un recordatorio muy pequeño en cuanto a cómo nuestra salud y nuestra supervivencia están estrechamente vinculadas para la salud y la capacidad de recuperación de nuestro ecosistema, y por qué debemos tener mucho cuidado sobre la preservación de la biodiversidad. Cada vez que un bosque se tala, cada vez que un pantano se llena, es un laboratorio potencial que desaparece y que nunca, nunca recuperaremos. Y sé de lo que estoy hablando, al venir de Mauricio donde falta el dodo. Permítanme terminar con un último ejemplo. Los problemas de conservación están normalmente guiados hacia plantas raras, endémicas, pero lo que llamamos plantas exóticas, es decir, las que crecen en muchos hábitats diferentes en todo el mundo, también deben tenerse en cuenta. ¿Saben por qué? Debido a que el entorno juega un papel muy importante en la modificación de la composición de esa planta. Así que echemos un vistazo a esta planta aquí, centella asiatica. Es una mala hierba. Nosotros la llamamos una mala hierba. Ahora, la centella asiática crece en todo el mundo en muchos hábitats diferentes , en África, en Asia, y esta planta ha sido un instrumento en el suministro de una solución a esa terrible enfermedad llamada lepra en Madagascar en la década de 1940. Ahora, mientras que centella crece en todo el mundo, en África, en Asia, la mejor calidad de centella proviene de Madagascar, porque esa centella contiene los tres ingredientes vitales buscados por la industria farmacéutica y las empresas de cosméticos. Y las empresas de cosméticos ya la están utilizando para hacer la crema regenerativa. Existe un antiguo dicho de que para cada enfermedad conocida por la humanidad, hay una planta para curarla. Puede que no crean en los dichos antiguos. Pueden pensar que están desfasados ahora que nuestra ciencia y tecnología son tan poderosas. Así que pueden ver la centella como una maleza humilde e insignificante, que, si se destruye, no se echará en falta. Pero ya saben, no existe eso de una mala hierba. Es una planta. Es un laboratorio biológico vivo que bien puede tener respuestas a la pregunta que podamos tener, pero tenemos que garantizar que tengan el derecho a vivir. Gracias. (Aplausos)