Patience Mthunzi
1,286,058 views • 4:25

¿Qué hacen cuando les duele la cabeza? Toman una aspirina. Pero para que esta píldora tenga efecto contra el dolor, primero pasa por el estómago, los intestinos y otros órganos.

Tomar una píldora es el sistema más eficaz e indoloro para que cualquier medicamento surta efecto en el cuerpo. La desventaja, sin embargo, es que al tragarlo cualquier medicamento se diluye. Y esto es un gran problema, especialmente en pacientes con VIH. Cuando toman medicamentos antirretrovirales, estos sirven para disminuir la cantidad de virus en la sangre, y aumentar el recuento de células CD4. Pero también son conocidos por sus efectos secundarios adversos, en su mayoría negativos, porque en el tiempo que tardan en llegar a la corriente sanguínea, se diluyen, y peor aún por el tiempo que tardan en llegar a su destino, que es donde es más importante: en el depósito del VIH. Estas son regiones del cuerpo como los ganglios linfáticos, el sistema nervioso, los pulmones, donde el virus está inactivo y no entra fácilmente en el torrente sanguíneo de los pacientes que se someten a la terapia regular con medicamentos antirretrovirales. Sin embargo, tras la interrupción del tratamiento, el virus puede despertar e infectar nuevas células sanguíneas.

Este es el gran problema del tratamiento del VIH con los fármacos actuales que es un tratamiento de por vida administrado por vía oral. Un día, me senté y pensé: "¿Podríamos hacer llegar el tratamiento directamente al depósito del virus, sin el riesgo de dilución de los medicamentos?" Como experta científica en láseres, la respuesta estaba delante de mí: los láseres, por supuesto. Si se usan en odontología, para el cuidado de heridas y cirugía de la diabetes, pueden usarse para cualquier cosa imaginable, incluyendo el transporte intracelular de los medicamentos.

De hecho, ya estamos usando pulsos de láser para abrir o perforar agujeros extremadamente pequeños, que abren y cierran casi inmediatamente las células infectadas con el VIH para introducir los medicamentos. A lo mejor se preguntan: "¿Cómo es eso posible?" Enviamos un pequeño y potente rayo láser sobre la membrana celular infectada por el VIH mientras que estas células están inmersas en un líquido que contiene el fármaco. El láser atraviesa la célula, mientras que la célula absorbe el fármaco en cuestión de microsegundos. Antes de siquiera darse cuenta, el agujero es reparado inmediatamente.

Actualmente estamos probando esta tecnología in vitro o en placas de Petri, pero el objetivo es llevar esta tecnología al cuerpo humano, aplicarla al cuerpo humano. "¿Cómo es eso posible?" se pueden preguntar. Bueno, la respuesta es: a través de un dispositivo de tres cabezas. Con la primera cabeza, que es nuestro láser, haremos una incisión en el sitio de la infección. La segunda cabeza, que es una cámara, se dirige al sitio de la infección. Por último, la tercera cabeza, un inyector que distribuye el fármaco, lo libera directamente en el sitio de la infección, mientras que el láser se usa de nuevo para mantener las células abiertas.

Bueno, esto no parece mucho de momento. Pero un día, si tiene éxito, esta tecnología puede conducir a la erradicación total del VIH del cuerpo. Sí. Una cura para el VIH. Este es el sueño de todo investigador del VIH... en nuestro caso, un tratamiento con láser.

Gracias.

(Aplausos)