K. Erica Dodge
470,648 views • 3:22

¿Qué tan grande fue ese pez que capturastes? ¿Así de grande? ¿Así de grande? ¿O así de grande? Sin evidencia fotográfica, no hay prueba de que capturastes algo gigantesco y esa es la verdad desde los albores de la pesca. De hecho, cientos de años atrás. mucho antes de que la fotografía llegara para capturar el momento, los pescadores japoneses inventaron su propia forma de registrar las capturas trofeos. La llamaron Gyotaku. El Gyotaku es el arte antiguo de estampar peces que se originó en Japón como una forma de registrar las capturas trofeos antes de la cámara moderna de hoy en día. Gyo significa pez y taku significa impresión. Existen muchísimas historias acerca del origen de Gyotaku, pero básicamente comenzó porque los pescadores necesitaban documentar de alguna forma las especies y el tamaño de los peces que capturaban desde hace más de 100 años. Los pescadores llevaban papel, tinta y pinceles consigo al mar. Contaban historias de grandes aventuras en el mar. Como algunos japoneses reverenciaban algunos tipos de peces, los pescadores sacaban el estampado de estos peces, y luego los devolvían al mar. Para hacer el estampado se pintaba al pez con tinta no tóxica sumi-e y se estampaba sobre papel de arroz. De esta forma se podía devolver al mar o limpiarse y venderse en el mercado. Estampados iniciales como estos se hicieron solo para registro y carecían de detalles adicionales. No fue sino hasta mediados de 1800 que se comenzó a pintar los ojos y otros detalles en la impresión. Un noble famoso, Lord Sakai, era un pescador ávido y cuando pescó algo grande quiso tener un recuerdo del gran besugo del mar rojo. Para ello le encargó a un pescador que estampara su captura. Después de esto, muchos pescadores le llevaban sus estampados de Gyotaku a Lord Sakai, que si le gustaba los contrataba para que le hicieran sus estampados. Muchos estampados colgaban en el palacio durante el período Edo. Después de este período, el Gyotaku ya no fue tan popular y comenzó a desaparecer. Hoy en día, el Gyotaku se ha vuelto una forma popular de arte que muchos disfrutan. Y se dice que los estampados le dan suerte a los pescadores. Pero esta forma de arte es muy diferente a lo que solía ser. Hoy en día, la mayoría de los artistas aprenden por su cuenta mediante ensayo y error. Antes que el artista comience a estampar se necesita preparar al pez para el estampado. Primero, el artista coloca el pez sobre una superficie ahuecada. Luego, el artista extiende las aletas y las clava sobre la superficie para secarlas. Luego, el pez se limpia con agua. Para realizar el estampado existen dos métodos diferentes. El método indirecto comienza adhiriendo una pieza de tela o papel humedecido sobre el pez usando pasta de arroz. Luego, el artista utiliza un tompo o una bola de algodón cubierta con seda para aplicar la tinta sobre la tela o papel y realizar el estampado. Este método requiere de más destreza y se debe tener mucho cuidado cuando se retira el papel del pez para que esta no se desgarre. En el método directo el artista pinta directamente sobre el pez y luego presiona la tela o papel humedecido suavemente sobre el pez. Con ambos métodos ninguna impresión sale exactamente igual, pero con ambos se logran imágenes impresionantes del pez. Para el toque final el artista utiliza una marca o sello para firmar su obra, y así mostrarla y decir, "¡El pez era exactamente así de grande!"