Chris Milk
1,595,339 views • 10:16

La realidad virtual empezó para mí en un lugar inusual. En los 70. Empecé en esto muy joven, tenía 7 años. Y la herramienta que usé para acceder a la realidad virtual fue la moto de riesgo de Evel Knievel. Este es un anuncio para ese producto en particular: (Video) Grabación: ¡Qué salto! Evel conduce la magnífica motocicleta acrobática. Este truco lo lanza a más de 30 m en el aire a toda velocidad.

Chris Milk: Así que esto era lo máximo en aquel entonces. Monté esta motocicleta por todas partes. Y estaba allí con Evel Knievel; saltamos el Snake River Canyon juntos. Yo quería el cohete. Nunca conseguí el cohete, solo me dieron la motocicleta. Me sentí muy conectado con este mundo. De pequeño quería ser un doble de acción, no escritor. Estaba allí. Evel Knievel era mi amigo. Sentía empatía hacia él.

Pero no funcionó. (Risas) Fui a la escuela de arte. Empecé a hacer videos musicales. Este es uno de los primeros videos que hice. (Música: "Tocar el cielo", de Kanye West) CM: Aquí se pueden ver algunas leves similitudes. (Risas) Y tengo ese cohete. (Risas)

Por lo tanto, ahora soy cineasta, o estoy a punto de serlo, y empecé a usar las herramientas disponibles para mí como cineasta para tratar de contar las historias más convincentes para la audiencia. Y el celuloide es una manera increíble que nos permite empatizar con personas que son muy diferentes de nosotros y mundos completamente ajenos al nuestro.

Desafortunadamente, Evel Knievel no sentía la misma empatía por nosotros que nosotros por él, y nos demandó por este video (Risas) poco después. Pero el lado bueno, el hombre al que idolatraba de niño, el hombre que quería ser en la edad adulta, finalmente me ayudó a conseguir su autógrafo. (Aplausos)

Hablemos de películas ahora. Una película es un medio excepcional de comunicación pero básicamente no ha cambiado con el tiempo. Se trata de un conjunto de fotogramas que se ruedan en una secuencia. Hicimos cosas increíbles con estas fotogramas. Pero me puse a pensar si hay alguna manera de usar tecnologías modernas y emergentes para contar historias de maneras diferentes y otros tipos de historias, que tal vez yo no podía contar usando las herramientas tradicionales de cine que hemos estado usando desde hace 100 años. Así que empecé a experimentar, y estaba tratando de construir la máquina de la empatía. Aquí está uno de los primeros experimentos. (Música)

Así que esto se llama "The Wilderness Downtown". Fue una colaboración con Arcade Fire. Se empezaba por escribir la dirección donde creciste. Es un sitio web. A partir de ahí surgen más fotogramas con diferentes ventanas del navegador. Y se ve a este adolescente corriendo por una calle, y luego se ve imágenes de Google Street View y Google Maps y nos damos cuenta de que esta es nuestra calle. Y cuando él se detiene frente a una casa, se detiene en frente de su casa. Y esto fue genial, y vi gente reaccionar emocionalmente, más fuerte que a las cosas que había en las fotogramas. Básicamente tomo una parte de su pasado y la integro en el marco de una historia.

Pero luego me puse a pensar, bien, así que es una parte de ti, Pero ¿cómo puedo integrar todas las historias en interior del marco? Para eso, empecé a hacer instalaciones. Y esta es la llamada "La Traición del Santuario". Es un tríptico. Les enseñaré el tercer panel. (Música) Así que ahora están en el interior del marco, y vi gente que experimentó reacciones emocionales incluso más viscerales a esta obra que a la anterior.

Pero luego me puse a pensar en los marcos y en lo que significan. Un marco es solo una ventana. Todos los medios visuales, la televisión, el cine, son estas ventanas a estos otros mundos. Y pensé, bueno, excelente, te tengo en un marco pero no te quiero en el marco, no te quiero en la ventana, quiero verte a través de esta ventana, en el otro lado, en el mundo, viviendo esa realidad.

Eso me lleva de vuelta a la realidad virtual. Vamos a hablar de la realidad virtual. Desafortunadamente, hablar de la realidad virtual es como bailar sobre arquitectura. Y en realidad aquí hay alguien bailando sobre la arquitectura en el mundo virtual. (Risas) Por lo tanto, es difícil de explicar. ¿Por qué? Porque es un soporte experimental, basado en sentimientos. Es una máquina, pero dentro de ella, parece la vida real, todo parece real. Se sienten inmersos en este mundo y se sienten interactuando con las personas que les rodean.

Por lo tanto, les mostraré la demo de una película de realidad virtual: una versión a pantalla completa con toda la información que se rueda al filmar en realidad virtual. Así que estamos filmando en todas direcciones. Se trata de un nuevo sistema que integra cámaras 3D en todas las direcciones y micrófonos estéreo orientados en cada dirección. Con este sistema se construye una esfera del mundo circundante. Lo que les mostraré no es una visión del mundo, sino todo el mundo proyectado sobre un fotograma. Esta película se llama "Nubes sobre Sidra" y se hizo en colaboración con nuestra empresa de realidad virtual llamada VRSE las Naciones Unidas y otro colaborador, Gabo Arora. Nos fuimos a un campo de refugiados sirios en Jordania en diciembre y filmamos la historia de Sidra, una niña de 12 años. Ella y su familia huyeron a Jordania a través del desierto sirio, y vive en este campamento desde hace más de un año y medio.

(Video) Sidra: Mi nombre es Sidra. Tengo 12 años. Estoy en quinto grado. Vengo de Siria, de la provincia de Daraa, ciudad de Inkhil. Hace un año y medio que vivo aquí, en Jordania, en el campamento Zaatari. Tengo una familia numerosa: tres hermanos, uno es todavía un bebé. Llora mucho. Le pregunté a mi padre si yo loraba cuando era pequeña y me dijo que no. Creo que fui una bebé más fuerte que mi hermano.

CM: Cuando se ponen los cascos no se ve eso, sino que pueden explorar el mundo que les rodea. Tendrán una vista de 360 grados en todas las direcciones. Y al estar sentados ahí en su habitación, observándola, no la verán a través de una pantalla de televisión, o a través de una ventana, sino que estarán sentados a su lado. Al mirar hacia abajo, verán que están sentados en el mismo suelo que ella. Y debido a eso, sienten su humanidad de una manera más profunda. Empatizas con ella de una manera más profunda.

Y creo que podemos cambiar mentalidades con esta máquina. Y ya hemos empezado a cambiar algunas. En enero, la película se presentó en el Foro Económico Mundial de Davos. Y la mostramos a un grupo de personas cuyas decisiones afectan las vidas de millones de personas. Se trata de personas que de otra manera no se sentarían en una tienda de campaña en un campo de refugiados en Jordania. Pero en enero, una tarde en Suiza, de repente, se encontraban todos allí. (Aplausos) Y se vieron afectados por lo que vieron.

Así que vamos a rodar más. Ahora estamos trabajando con Naciones Unidas para rodar toda una serie de películas como esta. Hace poco terminé de filmar una historia en Liberia. Y ahora, rodaremos una historia en India. Y estamos tomando estas películas, y las proyectamos en Naciones Unidas a las personas que trabajan allí y la gente que está de visita allí. Y las proyectamos a la gente que realmente puede cambiar el destino de la gente de estas películas.

Y ahí es donde creo que solo empezamos a acercarnos al verdadero poder de la realidad virtual. No es una herramienta de los videojuegos. Conecta a la gente de una manera extraordinaria que nunca había visto antes con otros medios de comunicación, cambiando la percepción de las personas sobre otras. De esta manera creo que la realidad virtual tiene el potencial de cambiar el mundo realmente.

Por lo tanto, se trata de una máquina, pero a través de esta máquina llegamos a ser más compasivos, nos volvemos más empáticos, más cerca de los demás. Y en última instancia, nos volvemos más humanos.

Gracias.

(Aplausos)