Ayana Elizabeth Johnson
259,799 views • 6:42

Quiero contarles una historia de amor, pero no tiene un final feliz. Érase una vez, yo era una terca de cinco años que decidió convertirse en bióloga marina. 34 años, 400 inmersiones y un doctorado más tarde, sigo completamente enamorada del océano. Pasé una década trabajando con comunidades pesqueras en el Caribe, contando peces, entrevistando a pescadores, rediseñando artes de pesca y desarrollando políticas. He estado ayudando a descubrir cómo puede ser la gestión sostenible para lugares donde la seguridad alimentaria, el empleo y la cultura depende totalmente del mar. En medio de todo esto, me enamoré de un pez. Hay más de 500 especies de peces que viven en los arrecifes del Caribe, pero los que no puedo sacar de mi cabeza son los peces loro. El pez loro vive en los arrecifes de coral de todo el mundo, hay 100 especies, pueden crecer más de un metro de largo y pesar más de 20 kg. Pero eso es lo aburrido. Quiero contarles cinco cosas increíbles sobre estos peces. Primero, tienen la boca como el pico de un loro, lo suficientemente fuerte como para morder coral, aunque principalmente buscan algas. Son los cortacéspedes del arrecife. Esto es clave, porque muchos arrecifes están cubiertos de algas. debido a la contaminación de nutrientes por aguas residuales y fertilizantes que se escapan de la tierra. Y simplemente no hay suficientes herbívoros como el pez loro en los arrecifes para cortarlo todo. Lo segundo asombroso. Después de comer mucho, defecan arena blanca y fina. Un solo pez loro puede producir más de 380 kg. de este coral pulverizado cada año. A veces, cuando buceo, levanto la vista de mi portapapeles y solo veo las estelas de caca de pez loro lloviendo. Así que la próxima vez que descansen en una playa tropical de arena blanca, quizá piensen en el pez loro. (Risas) Tercero, tienen mucho estilo. Moteado y rayado, verde azulado, magenta, amarillo, naranja, lunares, El pez loro es gran parte de lo que hace a los arrecifes de coral tan coloridos. Además, como en el verdadero estilo de una diva, tienen múltiples cambios de vestuario a lo largo de su vida. Un atuendo juvenil, un atuendo intermedio, y una aspecto terminal. Cuarto, con el último cambio de vestuario viene un cambio de sexo de mujer a hombre, denominado hermafroditismo secuencial. Estos machos grandes luego reúnen harenes de hembras para desovar. La monogamia heterosexual ciertamente no es el status quo de la naturaleza. Y el pez loro ejemplifica parte de la belleza de diversas estrategias reproductivas. Quinto, y el más increíble, a veces cuando el pez loro se acomoda en un rincón del arrecife por la noche, secretan una burbuja de moco de una glándula de su cabeza que envuelve todo su cuerpo. Esto enmascara su aroma de los depredadores y los protege de los parásitos, para que puedan dormir profundamente. ¿No es genial todo esto? (Risas) Así que esta es una confesión de mi amor por el pez loro con todas sus extravagancias de comer algas, excretar arena, y la gloria del cambio de sexo. (Risas) Pero con este amor viene la angustia. Ahora que los meros y los pargos están lamentablemente sobrepescados, los pescadores están apuntando al pez loro. La pesca submarina eliminó las especies grandes, el pez loro azul de medianoche y el pez loro arco iris ahora son extremadamente raros, y las redes y trampas están recogiendo las especies más pequeñas. Como bióloga marina y como persona soltera, les puedo decir, que no hay tantos peces en el mar. (Risas) Y luego, está mi amor por su hogar, el arrecife de coral que alguna vez fue tan vibrante como las culturas caribeñas, tan colorido como la arquitectura, y tan bullicioso como el carnaval. Debido al cambio climático, además de la sobrepesca y la contaminación, los arrecifes de coral pueden desaparecer en 30 años. Todo un ecosistema borrado. Esto es devastador porque cientos de millones de personas en todo el mundo dependen de los arrecifes para su nutrición e ingresos. Piénsenlo. Algunas buenas noticias. es que lugares como Belice, Barbuda y Borneo están protegiendo a estos VIP. Pez loros muy importantes. Además, cada vez más lugares establecen áreas protegidas que protegen todo el ecosistema. Estos son esfuerzos críticos, pero no son suficientes. Mientras estoy aquí hoy, solo el 2.2 % del océano está protegido. Mientras tanto, el 90 % de los peces grandes, y el 80 % del coral en los arrecifes del Caribe, ya no existe. Estamos en medio de la sexta extinción masiva. Y nosotros, los humanos, la estamos causando. También tenemos soluciones. Revertir el cambio climático y la sobrepesca, proteger la mitad del océano y detener la contaminación que recorre de la tierra. Pero estas son empresas masivas que requieren cambios sistémicos, y realmente nos estamos tomando nuestro maravilloso tiempo para hacerlo. Sin embargo, cada uno de nosotros puede contribuir con nuestros votos, nuestras voces, nuestras elecciones de alimentos, nuestras habilidades y nuestro dinero. debemos revisar ambas prácticas corporativas y políticas gubernamentales. Debemos transformar la cultura, construyendo comunidad alrededor de las soluciones. Es lo más importante. Nunca me voy a rendir trabajando para proteger y restaurar este magnífico planeta. Cada pedacito de hábitat que conservamos, cada décimo de grado de calentamiento que evitamos, realmente importa. Afortunadamente, no estoy motivada por la esperanza, sino más bien por un deseo de ser útil. Porque no sé dar una charla honesta sobre mi querido pez loro y arrecifes de coral que tiene un final feliz Gracias. (Aplausos)