TED Conversations

Gustavo Artiles

This conversation is closed. Start a new conversation
or join one »

To find out how readers listen to music

I'd like to interface with others and collect some data for a possible book on what I call the art of listening and the works they think will last another 100 years

0
Share:
progress indicator
  • thumb
    Jun 26 2011: Un saludo cordialisimo para ti Gustavo. El tema de tu conversacion me ha llevado, afortunadamente, a estudiar la dimension sonora de la musica y sus implicaciones. Por lo pronto, he disfrutado la Tempestad en version del cineasta britanico Greenaway. No es la mejor version y por ello la releo ahora en el texto publicado por Dover.
  • thumb
    Jun 17 2011: Carissimo Gustavo, la musica se escucha con el corazòn, es una de las artes que nos conectan inmediatamente con lo eterno y lo sublime. La musica es eterea, efimera, y asi, aparentemente fragil, es poderosa y a veces devastadora. Cando escuchamos buena musica, o musica clasica, entramos por una puerta misteriosa a un reino reservado a los sensibles. Nos complace invitarle a que algun dia en su intersante agenda de investigacion pudiera venir a escuchar la musica vernacula de la isla Castelluccia, Sant Angelo Custode. Es pequeña pero amable y bella. Le enviamos nuestro reconocimiento y sincero deseo para que su labor fructifique.

    Baronessa Ninna Di Val- Taranto
  • thumb
    Jun 17 2011: Para conocer más acerca de la manera en que los lectores escuchan música:
    ENGLISH Here are three questions: 1 Is classical music important to you? 2 Do you pay attention to its form (structure, melody, harmony, etc)? 3 What works from the last hundred years do you think will still be in the repertoire in another hundred? Thank you. ESPAÑOL He aquí tres preguntas: 1 ¿Es la música clásica importante para usted? 2 ¿Le presta usted atención a su forma (estructura, melodía, armonía, etc.) 3 ¿Qué obras de los últimos cien años piensa usted que seguirán estando en el repertorio en otros cien? Muchas gracias.
  • thumb
    Jun 16 2011: Carissimo Gustavo, la sua intelligente proposta per il libro sara bella e utilissima. Aspettiamo la opera sua, e vi ringraziamo il suo lavoro e sia confortevole con la nostra cura di lei.
    • thumb
      Jun 16 2011: Mis saludos, conde. Magnífico comenzar el día leyendo su aprobación de mi proyecto. Quiero hacerlo con seriedad, pues el tema es de sumo interés para mí; nada tan importante como la difusión de la buena música y la búsqueda de vías para realizarla. Por supuesto, existen muchísimos libros sobre esto en todos los idiomas, pero el oyente normal, no músico, no leerá los textos más completos, destinados a los especialistas y los músicos de profesión. Lo que quiero hacer entender es que existe también el arte de escuchar y que puede aprenderse. De paso, ese arte permite reforzar la vida interior, lo cual es mi idea. Ahora a esperar un poco y preparar un breve cuestionario para recoger los datos.
  • thumb
    Jun 15 2011: Gustavo, saludos, he leido su libro sobre Shakespeare, gracias por el análisis y la investigación que comparte con nosotros los lectores. En cuanto a escuchar creo que podemos definir dos grandes eras...antes de la radio y despues de la radio. El arte de escuchar se mediatizó por medio de los aparatos ,que si bien propagaron la música, redujeron el espectro sensorial del sonido , al simple sonido. No es lo mismo escuchar la musica viva. He asistido a un recital en el que se interpretaron obras del Renacimiento Español. La experiencia es diferente si se escucha, que si se oye. La dimensión sonora se aplana en los sistemas de "alta fidelidad" y la transmision de otras percepciones alternas al sonido, como las percepciones hapticas se eliminan restandole calidad a la interpretación. El espacio musicalizado de hoy en el que como nuevos marinos de Odiseo, algunos tapan sus oidos con un par de audifonos o lo que es peor literalmente avientan el ruido fuera de su ámbito personal, nos deja indemnes frente a una nueva tiranía sonora. Aprecio mucho su cuestionamiento, ya que mas alla de la calidad técnica o tecnológica de la reproducción, o de la calidad del ejecutante y sus instrumentos, queda la esencia del autor que no es representado vivamente sino solo interpretado. Esta es una diferencia de significado fundamental en la apreciación musical y debo aclarar que no soy musico, soy solo un semiologo melomano, que extraña la calidad ambital de una sensible guitarra por la tarde, o de una buena interpretación que merece toda la atención. No en todo el mundo hay Cecilias Bartollis ni hermanas Labeque, pero si podemos aspirar a una renovación del gusto por apreciar la musica.
    • thumb
      Jun 15 2011: Muchas gracias por su apreciación, Jaime. El libro sobre Shakespeare está prologado, por cierto, por su compatriota Fernando del Paso, gran amigo desde hace mucho y que también es bastante melómano y vive en su misma ciudad. Como mi interés en este otro proyecto tiene un punto de vista relativamente científico (no quiero que este término suene pretencioso, pero uno tiene que ser objetivo), me parece que empezaré con preguntas sobre cómo escucha música la gente. Yo estoy seguro de que todos los seres humanos podríamos responder a las estructuras melódicas y armónicas más complejas si tan sólo nos dejamos llevar y sí, también, hemos recibido alguna iniciación para dominar "el arte de escuchar". El gran Sistema de José Antonio Abreu lo ha demostrado en Venezuela. En nuestro caso, me parece que esas pocas preguntas me permitirán derivar ciertas conclusiones.Sus impresiones sobre la música en vivo y las grabaciones, por magníficas que sean, las comparto, pero poder tener cualquier música a la mano es asimismo un milagro que tengo que agradecer. Y que eso ha extendido el amor a la gran música es indiscutible.Mis saludos.
      • thumb
        Jun 15 2011: Gustavo, desde hace muchos años la música me parece un descubrimiento asombroso, desde el fenomeno sonoro de las campanadas en las iglesias, sobre lo que habría mucho que decir, y lo hizo un gran amigo, ya desaparecido, Jorge Reyes, quien dictó una extraordinaria conferencia en el conservatorio de Las Rosas de la ciudad de Morelia sobre las campanas y su misterio . En esta dimensión terrenal, mi enorme gusto por la musica se sintetiza, diríamos casi materialmente en la contemplación de un retablo barroco mexicano, en un plato de pescado a la veracruzana, o en las delicuescencias del mambo "Norma" de Perez Prado. Asi las cosas, hace tiempo comencé una exploración comparativa entre la musica mexicana y la napolitana, gracias a la ayuda de nuestro entrañable amigo el Conde de Salaparuta. Asi pude conocer la magnífica cadencia de las gallardas napolitanas y sus reflejos especulares en los sones jarochos. Una de mis hijas es mezzosoprano especialista en música antigua, por lo que gozo de la fortuna de tener la música real muy cerca. Cuando ella canta "El Lamento de la Ninfa" de Monteverdi, es gloria pura de marmol auditivo como si fuera tallado por el mismo Bernini. Una de mis actividades esenciales es la cocina y he experimentado en la traducción interdimensional entre sabor, saber y escuchar, especialmente con el jazz y la música barroca mexicana, napolitana y española. Los resultados son más que apetecibles , y no por que yo cocine, sino por que la esencia misteriosa se manifiesta en diversas formas. Hace tiempo escuché obras de Palestrina en una finca de Palladio. La esencia del espacio está presente en ambos y la belleza se mantiene para que la disfrutemos.
        • thumb
          Jun 16 2011: Gracias, don Jaime, por su contribución a la búsqueda de la belleza dondequiera se encuentre. Si bien es cierto que gastronomía, escultura y música se conjugan ante nuestras percepciones, no olvidemos que ese acto se realiza mediante nuestra tendencia a sintetizar diferentes percepciones, debido a la necesidad que tenemos de entender el mundo que nos rodea. A todos sus ejemplos los une también otra necesidad, la del hedonismo. Yo estoy en la necesidad de diferenciar distintos tipos de música en función de su objetivo. Se suele llamar música a muchas variedades de arte sonoro, ¡incluyendo el ruido (musique concrète)!, el puramente electrónico y aun los disparatados "conciertos" de estruendos de Stockhausen en su último período, aún imitados por algunos compositores que aspiran a ser modernosos y aplaudidos por personas que también sienten la obligación de ser modernosas. Tenemos además arte llamado popular que sin embargo no procede del "pueblo" sino que es en el fondo simple oportunismo comercial, en contraste con el genuino folklore, que cuando es de imitación desde estudios urbanos deja de ser lore del folk. Y muchas otras variedades, cada una con sus propios objetivos: para el corto o el largo plazo. Habría pues que distinguir a raíz del objetivo de cada música específica, y de esto quiero tratar al escribir. Yo he tenido íntimo contacto con la música antigua, cuya historia estudié en Londres cuando vine a seguir un curso de lingüística y literatura inglesa pero en el ínterin preferí aprovechar el auge de la música antigua aquí y me cambié. El resto del repertorio ya lo conocía pero no tanto el pasado prebarroco. Por eso gozo hoy a diario de un gran repertorio, de Machaut a Mahler, de Bach a Bruckner, Palestrina a Pärt. Y no hablo de otros tipos de música como el jazz y las buenas canciones populares de todas partes y épocas, que no se fundamentan en grandes estructuras formales pero que pueden ser grandes por derecho propio. ¡Lo felicito por su hija mezzo!